En la presentación a la prensa del Mercedes GLK estuvo el Presidente del Consejo de Dirección de Daimler AG, Dr. Dieter Zetsche, máximo responsable de la división de coches de la compañía. El Sr. Zetsche hizo hincapié durante su discurso en la pila de combustible como solución a largo plazo y confirmó que en 2010 pondrán a la venta una pequeña serie de la Clase B con pila de combustible: “Ya hemos resuelto la cuestión tecnológica y también está muy avanzado el tema de los costes”.

Para utilizar pila de combustible en vehículos de mayor tamaño es necesario realizar nuevos desarrollos. “La temperatura de la pila tendrá que subir de los 100º centígrados actuales a 120 o 130 grados. Hoy no sabemos cómo hacerlo —afirmó—, pero tendremos que saber cómo”.

Sobre el motor DiesOtto (motor de gasolina con encendido por compresión), Zetsche aseguró que lo incluirán poco a poco en los vehículos de serie, si bien no dio fechas. El prototipo F700 lleva este motor.

Zetsche también declaró que el precio del petróleo y las normas medioambientales no van a influir en la estrategia de Mercedes: “No vamos a empezar a fabricar y vender coches pequeños. Tenemos que buscar otras soluciones. No nos podemos convertir en una marca «generalista». Tenemos que invertir en tecnología para depender menos del petróleo y eso es lo que estamos haciendo. Sería un error cambiar de estrategia. Tenemos que dar valor añadido y estamos trabajando para lograrlo”.

Conferencia de Prensa en el centro de exposiciones de la «Langen Foundation»

A media hora en coche del centro de Düsseldorf está este edificio de la «Langen Foundation» diseñado por el arquitecto japonés Tadao Ando (Al que yo no conocía de nada). Para hacerle la foto de arriba al presidente de Daimler, salté por encima de la zona de los cables que delimitan la zona de seguridad que protege los cuadros. El vigilante me riñó contundentemente con gestos (mientras hablaba el Sr. Zetsche). Los gestos debían ser en perfecto alemán, porque tardé un rato en entender lo que sucedía. (Yo no había reparado reparado en los cables más que para saltar ágilmente sobre ellos, con la única intención de acercarme “al rey” (me pareció que le llamaban así, en alemán, algunos empleados de la firma) y hacerle una foto.

El edificio seguramente merece una visita prolongada. La exposición quizá también. Yo pasé por él sin enterarme casi nada ni del edificio ni de los cuadros. Ahora, visto en las fotos de la página web, me doy cuenta de que quizá me perdí algo. Eso sí, hice una foto desde el mismo sitio que la publicada a la izquierda, arriba en la página web. Ahí va:

Dadas las características del edificio, esta fundación privada del matrimonio Langen parece ser importante. Tampoco la conocía de nada.

Más fotos de la presentación

El GLK estaba subido sobre plataformas en el lago artificial que hay frente al edificio. Todos los periodistas le hacían fotos, así que yo también me decidí a hacerle una, para publicar aquí. Al fondo, el Clase G.

Esta otra no es acuática, pero también tiene reflejos. Es durante el recorrido de pruebas. Un periodista se paró delante de mí en el semáforo, con el pedal del freno pisado, y decidí hacerle la foto, para que se vean las luces de freno:

Si alguno de ustedes tiene una duda sobre el coche, sobre las condiciones en las que lo probé o sobre lo que dijo el Sr. Zetsche, intentaré responderles si me preguntan.

Share This