Volkswagen Navarra ha decidido cerrar su planta de producción hasta nuevo aviso. La decisión se ha tomado el domingo 15 de marzo a las 20:30 de la tarde. Volkswagen fabrica el Polo y el T-Cross en las instalaciones situadas en Pamplona, cuya producción en 2019 supero los 300.000 coches, cuyo valor, según datos de Volkswagen, ronda los 3.500 millones de euros, un 17% del PIB de Navarra en 2019.

Copio a continuación los comunicados de Volkswagen Navarra del domingo 15 y del lunes 16 de marzo de 2020.

Pamplona, 15 de marzo de 2020

Debido a la alerta social provocada por el agravamiento
de la evolución de la pandemia de coronavirus y a la
entrada en vigor del estado de alarma, ante la
imposibilidad de garantizar la salud de los trabajadores
por las cada vez más exigentes medidas de seguridad
definidas por las autoridades sanitarias –razones todas
ellas externas y ajenas a la voluntad y posibilidades de
actuación de la empresa ̶, y ante la falta de personal al
inicio del turno de las 20 horas de hoy, domingo 15 de
marzo, que nos impide arrancar las instalaciones,
Volkswagen Navarra cancela la actividad industrial desde
este momento y hasta nuevo aviso y solicita a su plantilla
que no se incorpore a trabajar a partir de ahora.
Aquellas personas que sean necesarias para garantizar la
nueva situación serán contactadas de forma individual.
Esta decisión ha sido consensuada con la parte social a las
20.30 horas de hoy, tras constatar la situación. Ambas
partes han quedado en reunirse de nuevo mañana, lunes
día 16.

Pamplona, 16 de marzo de 2020

Volkswagen Navarra solicita un ERTE por
causa de fuerza mayor

Volkswagen Navarra ha puesto en marcha el proceso de
solicitud de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo
(ERTE) por causa de fuerza mayor por una combinación de

factores: “Por una parte, la falta de personal que ha impedido
poner en marcha el proceso de fabricación y, por otra, no poder
garantizar la salud de los trabajadores”. La petición se recoge en
un “Acuerdo ante el paro de actividad derivado del COVID 19”
que ha sido firmado por los sindicatos UGT, CC. OO., ELA y CCP,
que suponen el 83% de la representación social. No han

suscrito el acuerdo LAB y CGT.

El acuerdo recoge que los firmantes ”apoyarán a la empresa ante las
instituciones correspondientes para su consecución y posterior aplicación”
(del ERTE) y especifica que “las condiciones aplicativas de dicho ERTE serán
las ofrecidas en la reunión del día 6 de marzo y que derivan de las ya
pactadas en el ERTE de 2018“.
El acuerdo “estará supeditado y será revisable en función de lo que
establezca el Gobierno para esta situación”.
“Ambas partes –concluye el acuerdo- siendo conscientes de la gravedad de la
situación y sus consecuencias, adoptarán las medidas necesarias para que el
impacto de la misma afecte lo menos posible al futuro de Volkswagen
Navarra. Es interés de todas las partes que se den las condiciones para
restablecer la normalidad a la mayor brevedad, para lo cual se mantendrán
las reuniones necesarias”.

Share This