El taxi de los caramelos

Me subo en el Mercedes Clase E, con cambio automático. Mientras me pongo el cinturón, Patrocinio empieza a hablar. —Te he visto caminar tan tranquilo. No pensaba que buscaras taxi. Ya me iba para casa, pero una última carrera siempre viene bien. El tuteo me sorprende....