Freno de mano (2 de 2)

A finales de julio tuve un día infortunado en mi relación con los coches. Lo titulé «Freno de mano (1 de 2)». Hoy saldo la deuda pendiente. Cuando fui a devolver el Volkswagen EOS a sus propietarios (apesadumbrado por mi incompetencia y por los daños infligidos al...