El enigma del pie izquierdo

(Continuación al artículo «Un alce de hierro en el puerto de Navafría») Poco después de cruzarme con el quitanieves, prosigo el descenso. Por la cara sur, a doscientos metros de la cumbre, el hielo desaparece parcialmente del asfalto, que está más mojado que helado....