Ha muerto Labordeta

Una tarde de otoño, hará tres o cuatro años, iba yo cantando por la calle, como hago tantas veces, en un tarareo sordo, que a veces explota cuando subo a la moto o dentro del coche. Cruzaba desde el Paseo del Prado hacia la Carrera de San Jerónimo. Miro a mi derecha y...