Un abrazo de 24 Horas

— Tú vienes a las 24 Horas a dar besos y abrazos. Me lo dice Rocío Zúñiga (te quiero Rocío), diez minutos después de que llego al Circuito del Jarama. Tiene razón. Desde que me he bajado del coche no he parado de dar y recibir besos, abrazos, achuchones y mimos. Las...

Rico en Londres

Los londinenses y las londineneses no miran. Un domingo en la City desierta, casi me choco con una chica que venía contra mí por la acera. Ni se enteró de que yo estaba. No miran. No es que no miren. Es que no ven. No se puede ser tan frígido con la vista como los...