La segunda a voces

Ya empieza a ser un atraso la necesidad de pulsar teclas o palancas en los coches para conseguir resultados. Darle a una palanca situada tras el volante para que se encienda el intermitente de la izquierda es un anacronismo conceptual. Decir «izquierda» debiera ser...