Sueño

Esta noche he conducido un Fórmula Uno. Un Williams. Un Williams actual, más o menos, decorado como los Williams de hace más de 30 años, cuando Alan Jones y Carlos Reutemann hacían doblete tras doblete.  Recuerdo una foto de los dos, uno detrás de otro, en la que un...