Magia

Nunca nadie lo dice, pero estoy seguro de que muchos lo pensamos. Para mí lo sorprendente de un coche no es que se ponga a trescientos o que acelere de cero a cien en 2,8 segundos. Lo sorprendente, lo que me deja perplejo cada instante cuando conduzco, es que yo pueda...