No estoy a la venta

Como lo oyen. Podría estar en venta, pero no estoy a la venta. Podría estarlo, por deshaucio espiritual. Con la autoridad que infunden mis ganas de hacer las cosas bien, decidí un día que «estar a la venta» era un galicismo. Uno podía estar a la intemperie o a...