Quizá sean ustedes demasiado jóvenes, o quizá no les interese la política o quizá no lo recuerden. Hace ya muchos años, un presidente del parlamento, Federico Trillo, exclamó con el micrófono abierto: «¡Manda huevos!» o «¡Manda uebos!» en plena sesión de la cámara baja.

Uebos, escrito así, sin hache y con b, según el DRAE viene de opus, del latín, y significa «necesidad, cosa necesaria».

Cuando a principios de 2002 Trillo alegró el ambiente con su exabrupto, se escudó en este significado necesario y aseguró que lo dijo porque era imprescindible realizar no sé qué.

Yo, que no tenía ni idea de la existencia de la palabra uebos, algo aprendí.

Hoy me sirve, para retarles a ustedes «¡No hay huevos a utilizar este adorno en la matrícula!» y para asegurarles a la vez que no hay ninguna necesidad de que alguien lo utilice.

Aunque no sé qué decirles. Quizá debiera esconderla e intentar explotar el negocio. No estoy seguro de que no fuera un éxito comercial. 🙂

En definitiva. Todo esto es una excusa para desearles

¡Muy feliz 2019!

 

Mi primer artículo del próximo año será sobre la prueba de larga duración de los Michelin CrossClimate. Ya he recorrido 15.000 kilómetros con ellos. No sé cuánto durarán, pero de momento parece que llegan a los 30.000. ¿Cuál es el problema? Que no he conseguido probarlos con nieve. He venido al Pirineo con el coche, como tenía previsto, para pasar aquí toda una semana, porque es bien raro que en una semana no nieve algo en algún punto del pirineo.

Pues parece que no. Parece que no va a caer ni un copo de nieve ni un solo día.
Para la prueba de nieve, tendremos que esperar algo más. Para información sobre seco, con calor y frío, apenas unos días.

Share This