En la presentación de los nuevos motores del Nissan Micra que llegan a España a partir de enero de 2019, tuve oportunidad de conducir el coche durante muchos kilómetros. Las impresiones de conducción están publicadas aquí, por debajo de la primera foto.

En km77 no hemos tenido todavía el Nissan Micra N-Sport para una prueba, por lo que no podemos mostrarles muchas fotos del interior, que es diferente al del resto de versiones de la gama. Durante la presentación, le hice fotos al interior. No son tan buenas como las fotos que hacen los fotógrafos en el estudio de km77, pero sirven para dar una buena idea del aspecto interior del coche. Ahí van.

A mi juicio, el resalte a la altura de los hombros de los asientos delanteros es prominente en exceso y obliga a llevar los hombros demasiado echados hacia adelante. No me resultaron tan cómodos como auguraba su aspecto.
Espejos de cortesía en los dos parasoles. Sin iluminación.
Caja de cambios de seis marchas, distintiva del motor de 117 CV. Tiene un funcionamiento suave, preciso y rápido, salvo para una conducción deportiva, momento en el que se echa en falta mayor velocidad en el paso de una marcha a otra.
Mira que lleva años lo del volante plano por abajo. No acabo de encontrarle ni el sentido ni el gusto. Manejar menús profundos y extensos desde el volante nunca me ha parecido sensatto.
Volante regulable en altura y profundidad. Los botones situados a la izquierda de la columna de dirección quedan ocultos para el conductor.
Pedales bien colocados para jugar.
Estas zonas de unión entre puesta y salpicadero son lo primero que se ve al entrar en el coche. Cuidar los encajes y el aspecto tiene sentido.
El encaje en el lado derecho parece distinto al del izquierdo (dos fotos hacia abajo). Pero probablemente sea por la posición de la cámara.
Las formas del encaje son idénticas en el lado izquierdo y en el derecho. No siempre es así.
A simple vista, las franquicias y encajes me parecieron idénticos en los dos lados. Creo que la distorsión proviene de la situación de la cámara.
Consola central, con llave del coche dentro del hueco que deja el reposabrazos al abrir la tapa. el reposabrazos también puede ponerse entero en vertical y deja a la vista dos posavasos.
Reposavasos cerrado.
Puerta del conductor.
Detalle de los botones al alcance de la mano izquierda del conductor. El color real de la puerta se parece más al de la foto de arriba que al de esta última.
Mandos en la puerta del acompañante.
No probé los asientos traseros.
El espacio para las piernas y el resto de medidas del interior del Micra las tenemos publicadas en mediciones propias de km77.
El espacio entre el asiento posterior y el montante central es amplio y permite introducir cualquier pie, casi de cualquier tamaño, sin inconvenientes.
Puerta posterior.
Solo el ocupante del asiento delantero derecho tiene a su disposición un agarrador en el techo. En el resto de plazas, sólo hay percha, en el mejor de los casos.
Sujeciones Isofix en tres asientos, dos detrás y una delante.
El asiento individual que queda al abatir la parte amplia del respaldo posterior, queda situado por detrás del conductor.
Llanta de 17 pulgadas.
Share This