El panorama asusta. Pero no estamos peor que la inmensa mayoría de las empresas españolas. Restaurantes, bares, hoteles, comercios de todo tipo, taxistas, fabricantes de muebles, miles de personas que limpian en casas en condiciones precarias, abogados y profesiones liberales, talleres…

El virus se lleva vidas por delante, sí, pero no sólo vidas físicas. La renta media disminuirá de nuevo y el desempleo volverá a crecer. El presidente del gobierno ha anunciado hoy que movilizará 200.000 millones de euros, alrededor del 20% del Producto Interior Bruto español para luchar contra este desastre. Estoy de acuerdo con esa medida. Yo que soy defensor de la ortodoxia presupuestaria, estoy convencido de que para la guerra como en la guerra. No hay nada peor que una situación de parada abrupta de la economía y tendremos que hacer lo que haga falta para mitigar sus consecuencias. No sé si serán 200.000 o 777.000 millones de euros. El déficit público empobrece a largo plazo. Vamos a dejar endeudadas a las generaciones futuras. No sé cómo saldremos de esto, pero saldremos y será arrimando el hombro como leones.

No hay alternativa.

En este contexto, los anunciantes que invierten en km77 tienen una situación difícil. Saben que si dejan de anunciarse, km77 y otras empresas como km77 desaparecerán. Sin embargo, ¿para qué van a anunciarse si tienen las fábricas paradas y los concesionarios cerrados? ¿Para qué van a anunciarse si no tienen coches que vender ni lugar dónde venderlos?

Escribo esto sólo para darles las gracias. Tanto a las marcas que sigan invirtiendo durante este periodo, que no sabemos cuánto durará, como a las que necesiten hacer recortes en sus presupuestos publicitarios y dejen de invertir. Lo entiendo perfectamente. No sé qué nos deparará el futuro, pero si hemos llegado hasta aquí es porque estos anunciantes han confiado en nosotros.

A BMW, Fiat, Ford, Honda, Jeep, Kia, Mercedes-Benz, Skoda, Toyota y Volkswagen.

Gracias, gracias, gracias.

Gracias a estos anunciantes que invierten en km77, hemos podido publicar mes a mes informaciones de todas las marcas, sin más sesgo que el propio de cada periodista, para que nuestros lectores pudieran estar informados y tomar las mejores decisiones posibles en función de sus necesidades y presupuestos.

Saldremos de esta y seguiremos informando. Llevamos 20 años haciéndolo. En los inicios de km77, las cosas tampoco fueron fáciles. Internet era un campo desconocido y los anunciantes nos miraban con recelo. Nos costaba mucho llegar a final de mes y pagar todas las nóminas. Ahora puede ocurrir algo parecido. Pero estoy seguro de que encontraremos soluciones, gracias a nuestros anunciantes y a nuestros lectores. Hoy no era el día de hablar de los lectores, pero también está claro que sin ustedes esto tampoco sería posible.

Cuídense mucho, quédense en casa y empujen como leones, que lo sacaremos adelante.

Share This