Una pareja que vive en un pueblo al norte de Madrid, a unos 40 kilómetros de la capital, con tres hijos adultos, a veces van los cinco en el coche y quieren que siga sirviendo para los cinco, se plantea cambiar de coche. El más alto de los hijos mide 1,80 m de altura y ya no está en edad de crecer más. Recorren unos 10.000 kilómetros al año por carretera y autovía, raramente se desplazan a Madrid en coche y necesitan el coche para moverse por su zona. no tienen una especial necesidad de que el maletero sea grande y tampoco les gusta correr. Su conducción es tranquila siempre. Les importa la economía uso, que no se les dispare el gasto en revisiones o averías, no tanto como el ahorro en el momento de comprar el coche. Como hacen pocos kilómetros al año, el consumo no supone un factor determinante. Una vez al año hacen un viaje largo los cinco en el coche.

Su objetivo es sustituir un Citroën Picasso de casi 20 años y han visto dos modelos que les hacen tilín. De uno de ellos dudan entre dos motores:

Kia Sportage 1.6 MHEV
Kia Sportage 1.6 GDi Drive
Jeep Compass 1.4 140 CV

El principal motivo para no comprar un Diesel es el miedo que tienen a que en algún momento, dentro de 15 años por ejemplo, la ley prohíba circular con él. Su Citroën Picasso les ha durado 20 años y tienen intención de mantener su nuevo coche durante un plazo similar.

Yo ya les he recomendado uno en concreto de los tres, porque les corría prisa tomar la decisión. Pero me gustaría conocer sus opiniones. Muchas gracias.

Share This