Al pulsar el botón ECO, si no se altera el estilo de conducción, puede mejorar el consumo un 10 por ciento. Se logra diminuyendo el par, suavizando la respuesta del acelerador, adelantando la indicación que hay en el cuadro para pasar a una marcha superior y cambiando el funcionamiento del compresor de aire acondicionado (se nota que hace más calor).