Audi preparó la presentación en el antiguo aeropuerto de Berlín Tempelhof