Amigos y amigas,

¿Qué tal todo?

Acabo de descubrir que existe la fase 0’5 y me hallo entusiasmado. De verdad que este país es a veces entusiasmante en sus delirios y no puedo dejar de reconocer que estamos completamente chiflados.

Hasta aquí mi valoración de la fase 0’5. Mi fase favorita hasta ahora.

Bueno, vengo hoy a hablarles de dos cositas que me han arreglado la dupla jueves/viernes, y que voy a pasar a recomendarles.

Pero antes, una recomendación anticipada, porque la segunda temporada de Cóndor no se podrá ver en España hasta el 16 de junio. Yo he visto los tres primeros episodios (cortesía de la cadena que va a emitirlo, calle 13) y estoy realmente sorprendido de que hayan conseguido mantener el impresionante nivel de la primera entrega. No sé si la vieron en su momento, pero Cóndor es de las mejores series del lustro: una maravillosa adaptación de la muy maravillosa Los tres días del cóndor. No se les ocurra perdérsela.

La primera temporada estará disponible en las plataformas en las que se emite Calle 13 (Vodafone, Movistar +, etc) desde el 30 de mayo. Y no, no me dan dinero por decírselo.

Ojalá, ¿eh? Ojalá.

A lo que íbamos.

Lo primero es que el jueves que viene aparece en España la biografía de Woody Allen: A propósito de nada. Debería decir ‘autobiografía’, porque la ha escrito él.

Llevo unas 250 páginas y me está encantando. Es verdad que no soy imparcial, porque siempre he creído en su inocencia (sin dejar de decir que casarte con tu hijastra me parece un poco una chifladura) porque –entre otras cosas- no hay ni una prueba de que este señor haya hecho nada ilegal, ni haya abusado de nadie. Fue absuelto en los tribunales y hasta aquí la polémica.

El libro se centra en el cine, que es lo que a mí me importa: el cine.

Si eres cinéfilo/a y consideras como yo que Woody Allen es uno de los directores más importantes de la historia del séptimo arte con no menos de una docena de obras maestras, entonces deberías comprarte el libro a toda prisa; si no consideras que Woody Allen es uno de los directores más importantes de la historia del séptimo arte con no menos de una docena de obras maestras, igual es que no te gusta tanto el cine. Sorry.

(El libro es muy bueno: divertido, punzante y sumamente entretenido)

Dicho esto, pasamos a lo siguiente, que es Made in Spain.

Se llama La unidad, lo firma Dani de la Torre y es una pequeña maravilla.

Explica las peripecias de una unidad antiterrorista después de la muerte de un importante líder del islamismo radical en una prisión española.

Tiene un reparto cojonudo, el guion es veraz, la dirección es estupenda, las escenas de acción son muy (muy) potentes. En resumen: un serión que tendrá –seguro- segunda temporada.

La unidad demuestra que la ficción española se ha sacudido los complejos. A ello ha ayudado seguro La casa de papel, que ha demostrado que hay mucho campo para correr y que la gente mira cada vez menos de dónde viene el show y se fija en si le entretiene, le gusta y/o le apasiona.

También tiene su peso la llegada de un buen montón de gente joven a la que no le asusta nada, que no tiene prejuicios, que es ambiciosa y que se atreve con lo que le echen. Esa generación está cambiando la faz del cine y la tele en España y por su culpa vamos a ver un buen montón de cosas nuevas. No sé si todas serán como La unidad (que les ha salido redonda), pero al menos tendremos la oportunidad de ver algo fresco.

Está en Movistar +.

Ah, y la editorial de Woody es Alianza editorial.

Besos y abrazos/as,

T.G.

Share This