¿Qué tal amigos y amigas?

Aquí estamos.

No voy a hacer hoy mi repaso de cada post sobre el Covid. Seguro que ven ustedes las noticias. Simplemente, cuídense.

He estado hoy buceando por Filmin, viendo películas que enervarían a un muerto, para un artículo que estoy preparando sobre todo ese cine de explotación de los años 70 en los que había nazis, caníbales, señoras ligeras de ropa, violencia sin cortapisas y la sensación de que podías hacer lo que te diera la real gana mientras tuvieras una cámara y algo de pasta.

Es bastante chocante pensar que en aquellos años podías hacer cualquier cosa que te pasara por la cabeza y ahora puedan colgarte por cualquier chorrada. Ojo, no es que tengamos que repetir patrones, pero igual se nos ha ido un poco la mano con la corrección.

Bueno, hoy vengo a hablarles de una peli que he visto esta semana y que llega en breve a España (pay-per-view en AppleTV y Rakunten, si mis fuentes no me engañan) y que se llama The rental. La dirige Dave Franco, hermano de James, actor que siempre me ha parecido regulero, pero que como director lo hace francamente bien.

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

La película en cuestión se llama The rental.

Apunten el nombre: The rental.

Empieza con un grupo de amigos que deciden ir a pasar unos días juntos a una casa alquilada. Hasta aquí todo normal. Uno ve por dónde va a ir la película en cuestión de segundos, pero no.

Por eso me ha gustado de The rental.

Es difícil explicarla sin hacer spoilers, pero digamos que -para empezar- los amigos no son tan amigos, así que el hecho de irse juntos a ninguna parte no es una buena idea. Todo estalla una vez llegados al lugar y va por derroteros más o menos obvios hasta que descubren algo en la casa.

(OJO LLEGAN SPOILERS. NO SON DUROS-DUROS PERO SON SPOILERS AL FIN Y AL CABO. SON DIEZ LÍNEAS. CUANDO ACABAN HAY UN AVISO DE FINAL DE SPOILERS)

La casa está sembrada de cámaras.

A mí ese detalle me dejó tentetieso.

Imagínense que -como yo- viajan ustedes/as mucho.

Bueno, supongo que debería decir ‘viajaban’.

Imagínense que están ustedes/as constantemente viajando, lo que ahora puede significar alquiler casas, pisos o apartamentos en airbnb. Imaginen esas casas, esos pisos o esos apartamentos llenos de cámaras. Sin que nadie lo sepa. Filmando todo lo que sucede en esos sitios. A mí la premisa me parece acojonante.

Si es usted un aburrido y nunca hace nada raro en sus alquileres de airbnb, no tiene que preocuparse.

En la película, además, esas cámaras tienen un propósito muy claro, que le añade una buena dosis de terror al asunto.

(FINAL DE LOS SPOILERS,REPITO: FINAL DE SPOILERS)

La película está bien filmada, tiene un guion interesante, el reparto funciona a la perfección (Franco tuvo el buen gusto de no incluirse en él) y es capaz de llegar a un final notable. No es perfecto, pero no es una mierda.

Apunténsela, porque parece que lo de ir al cine va a seguir siendo bastante complicado por ahora.

(No me obliguen a hacer valoraciones sobre este asunto, porque estoy enfadado de cojones).

Hala, a disfrutar.

Y por favor, cuídense mucho.

Abrazos/as,

T.G.

Share This