Amigos y amigas,

Yo creía que enero había sido largo, pero joder con febrero. Como todos los meses sean iguales, en 2021 tendré 180 años.

Pero bueno, persistiremos, ¿qué otra cosa vamos a hacer?

Solo he venido aquí a decirles que he visto una serie que me está gustando. Y no es la hostia, debo decirlo, pero tiene lo suficiente para gustarme. Lo peor es que me temo que es una señal de mi vejez: me estoy volviendo un maldito conformista. Hace unos años, me hubiera gustado la mitad. Qué demonios, hace unos años hubiera golpeado con un palo a cualquiera que me hubiera dicho que esta serie era buena.

Ya, ahora viene cuando los pobres desgraciados (y desgraciadas) que están leyendo este post se preguntan de qué coño estoy hablando. Eso es lo peor, que aún no puede verse en España. Seguro que podrá verse en España, pero de momento no.

A ver, sí que puede verse si son ustedes amigos de lo ajeno, buscadores de tesoros, exploradores de la red… piratas, vaya. Yo no he tenido necesidad porque me la han mandado, pero no pienso juzgarles si tras leer este pequeño artículo deciden ustedes acudir al fruto prohibido. Eso sí: no hagan bandera de ello. Estaría feo.

Venga, ahí voy: Alta fidelidad.

No, no es la película, pero –obviamente- sale de allí. De allí y de la novela (maravillosa) que la inspira.

La protagoniza Zoe Kravitz, en el papel de Rob. A Rob lo interpretaba John Cusack en la peli, y aquí le toca a Kravitz. Ella está espléndida, lo digo de entrada. La tienda de discos es tan cojonuda como la del filme de Stephen Frears y los secundarios funcionan muy bien, sobre todo Da’Vine Joy Randolph, una actriz cojonuda, que hace de ‘sidekick’ (perdonen que lo diga en inglés, es que así me hago un poco el interesante) de la jefa de la tienda. Con ellas dos la química es espléndida.

¿Y por qué me gusta? Pues porque funciona bien, porque tiene cierta madurez en el guion, porque los conflictos emocionales se tratan con el punto de complejidad necesario. Esa complejidad que siempre roza el delirio: como un/a ex pidiéndote que borres sus correos o la pareja que pretende que te olvides de cualquiera que haya pasado por tu vida antes que ella. Eso no pasa en la serie, son solo ejemplos. Ejemplos que me funcionan.

La emiten en Hulu. Hulu forma parte del entramado de Disney, pero no está previsto- de momento- que la emita en España Disney +. Además, Hulu tiene un acuerdo con HBO en algunos países de Europa, pero tampoco está previsto que HBO la emita en España.

Así que para que podamos disfrutar de la preciosa banda sonora de la serie (faltaría más que no tuviera banda sonora), igual nos falta un rato, pero seguro que si el show funciona  bien en Estados Unidos, donde acaba de estrenarse, la veremos aquí muy pronto.

Y nada más. Deseando que se acabe el mes, que se acabe el año, que se acabe la década.

Y ahora les dejo, que me voy a cascar el quinto episodio de Alta fidelidad, a ver si me anima un poco la noche, que falta me hace.

Igual mañana sacrifico una gallina debajo de una pirámide, a ver si me da algo de suerte. Una gallina de plástico, que las de verdad son poco manejables.

Abrazos/as,

T.G.

Share This