Fórmula 1: subasta de esclavos

Fórmula 1: subasta de esclavos Desde siempre se ha dicho, en especial por los defensores a ultranza de la F.1, sea cual sea su reglamentación, que esta especialidad representa el súmmum de la competición sobre cuatro ruedas, ya que enfrenta a los mejores pilotos montados en los coches más rápidos....

La hipocresía al descubierto.

La hipocresía al descubierto. Aún a riesgo de resultar repetitivo, no he podido resistir la tentación de volver sobre un tema que ya ha ocupado por dos veces este blog: el funcionamiento de los equipos de Fórmula 1 y la historia paralela de las “órdenes de equipo”. Los recientes acontecimientos, y...

Tener y no tener

Tener y no tener Vuelvo a ponerme un tanto trascendente, pero sin llegar a las alturas filosóficas a las que con frecuencia nos tiene acostumbrados D. Javier Moltó; yo me seguiré quedando al nivel de nuestro tema habitual, el del automóvil. Pero como también aquí caben los lirismos, y...

Un triunfo del sentido común

Un triunfo del sentido común Hace exactamente siete semanas (y parece que haya pasado casi medio año) publiqué en este mismo blog una entrada titulada “Manca finezza”, en la que se hacía referencia al asunto de las órdenes de equipo en la F.1, a cuento del adelantamiento de Alonso a Massa en el...

“Manca finezza”

“Manca finezza” “Alla politica spagnola manca finezza”. Esta fue la sentencia con la que, allá por la década de los 80s, el camaleónico político italiano Giulio Andreotti catalogó los tambaleantes primeros pasos de la por entonces joven e inexperta democracia española. ¡Y qué no...

¡Que empiece ya la Fórmula 1!

Me perdonarán los blogueros que han comentado mi primera colaboración que no responda, al menos de momento, a sus comentarios; eso sí, agradezco el saludo de quienes, al menos de leídas, me reconocen, y dejaré pasar unos días antes de puntualizar sobre algunos...