Más furgonetas, y otras cosas

Más furgonetas, y otras cosas El asunto de las furgonetas ha dado lugar a un debate tan intenso que, como ya he dicho en el comentario 61 a dicha entrada, lo que iba a ser un comentario se ha acabado convirtiendo en esta nueva entrada, porque pretendo tocar algunos aspectos que en todo el debate...

Historias de furgonetas

Historias de furgonetas En un comentario reciente prometí contar ciertas experiencias, que en algún caso considero algo más que anecdóticas, referentes al comportamiento de algunos conductores de vehículos de transporte ligero, ya se trate de lo que antes se catalogaban como derivados de...

Conducir bien y conducción eficiente

Como ya comentaba en la entrada de hace una semana, las últimas semanas las he tenido muy revueltas, hasta el punto de que no me ha dado tiempo a revisar con detenimiento los comentarios a las diversas entradas desde prácticamente primeros de mayo. Por fin lo he...

Personajes de antaño: Polo Villamil

No sé cual será la causa, y en cualquier caso resultaría irrelevante ponerse a hacer aquí ensayos sociológicos, pero lo cierto es que nuestra sociedad apenas si nos obsequia hoy en día con protagonistas dotados de la fuerte personalidad que era relativamente fácil...

¿Quién vigila al vigilante?

En los tiempos de la Roma Imperial se lo tenían bien montado, al menos en teoría: las legiones, por muy victoriosas que retornasen de las más lejanas campañas, no entraban en Roma, sino que se quedaban acampadas fuera, a prudente distancia. Entraban sus jefes, que...

Pruebas de consumo (II)

Pruebas de consumo (II) Ni por asomo se me habría ocurrido pensar que mi anterior entrada sobre el tema de las pruebas de consumo pudiese dar semejante juego en cuanto a interés por el asunto, opiniones encontradas, puntualizaciones y demás. Total, que me creo en la obligación moral de...

Jergas para iniciados

Casi todos los grupos sociales más o menos cerrados, ya sea por motivos raciales, profesionales, de nivel socio-económico o simplemente de afición compartida, tienden a crearse un pseudo-idioma para uso interno, que no llega a dialecto, sino que es más bien una jerga...