El pedal háptico de Bosch

Había pensado titular esta entrada como “Coches para idiotas”, pero me pareció un título demasiado agresivo, y finalmente me decanté por el mucho más aséptico que figura ahí arriba. El cual, además, queda mucho más culto, con ese adjetivo de raíz griega que viene a...