Evolución de las presentaciones

Evolución de las presentaciones
Hace un par de semanas le dediqué el comentario a un aspecto parcial de las actuales presentaciones de nuevos modelos, centrándome en la tendencia a hipertrofiar la importancia de los equipamientos no sé si marginales, pero al menos no básicos, en detrimento de...

Tener y no tener

Tener y no tener
Vuelvo a ponerme un tanto trascendente, pero sin llegar a las alturas filosóficas a las que con frecuencia nos tiene acostumbrados D. Javier Moltó; yo me seguiré quedando al nivel de nuestro tema habitual, el del automóvil. Pero como también aquí caben los lirismos, y...

Adornarse con plumas ajenas


El 15 de Junio pasado coloqué, bajo el título de “El mérito del progreso”, una entrada referente al papel tan preponderante que la mal llamada industria auxiliar está jugando en el desarrollo de la automoción moderna. Hoy vuelvo sobre el mismo tema, pero bajo una...

La infantilización del deporte

La infantilización del deporte
Hará cosa de dos o tres décadas, casi el único deporte que yo recuerde en el que se presentaba el fenómeno de precocidad era la natación; y tenía una explicación fisiológica totalmente lógica. Según aumenta la edad, los huesos se van calcificando y cada vez pesan más;...

Sobre el autor

Arturo de Andrés autor
Probablemente el más veterano de los periodistas del motor que sigue “activamente activo”. Al margen de divulgación técnica, llevar algunos “Consultorios del lector” y otros temas variados, su especialidad -desde Navidades de 1965- viene siendo las pruebas de coches, centrándose muy específicamente en el control del consumo. Para lo cual ha ido dejando “en herencia” en las diversas publicaciones en las que ha colaborado diversos recorridos fijos, que permitan la comparación de resultados en igualdad de condiciones.

Últimos Comentarios

Archivos

Categorías