De Llanes a Gijón hay 90 kilómetros. Como el cargador de Llanes no funcionaba, y a la mañana siguiente tenía que ir a Gijón, aproveché para cargar la batería. El recorrido lo hice a velocidad prudente, para no correr riesgos. Había llegado desde Madrid a Llanes en un día, no era cuestión de estropearlo a la mañana siguiente en un recorrido de 90 km. Por lo tanto, en la autovía no pasé de 90 km/h.

Como días antes había hablado con las personas responsables de EDP, porque sabía que tenían un punto de carga rápida en Gijón, el objetivo era ir a conocerlo.

Aprovecho para dar las gracias a las personas de EDP que me atendieron. Camino y Agustín. Me proporcionaron una tarjeta de carga para utilizar el sistema de carga rápida de EDP en Gijón y fueron amabilísimos. Camino me atendió maravillosamente desde Oviedo para explicarme todos los planes de expansión de EDP (los contaré aquí cuando sean una realidad) y Agustín me acompañó en la estación de recarga de EDP para ayudarme en todo lo que pudiera necesitar. ¡¡Gracias y gracias!!

Hasta que el coche eléctrico no tenga más volumen en España, los puntos de carga eléctricos de EDP son puntos gratuitos para todos. Es un detallazo. No sé cuánto durará esta política (en EDP tampoco ponen fecha), pero dure lo que dure me parece coherente y sensata. No hay forma de amortizar las enormes inversiones que se requieren con un parque de vehículo eléctrico tan reducido como el que hay en España en la actualidad. Una política que favorezca su crecimiento me parece coherente. Una vez haya masa crítica suficiente, los puntos de carga se utilizarán con frecuencia elevada y en ese momento se podrá empezar a rentabilizar una inversión cuantiosa. De momento, de poco sirve cobrar las cargas rápidas, porque los puntos están siempre desiertos.

Miren las instalaciones de EDP en Gijón. Dan mucho gusto. El mimo con el que está cuidado cada detalle no tiene parangón en ninguna de las otras instalaciones que he visto hasta la fecha.


Díganme. ¡A qué da gusto ver unas instalaciones así para la carga de coches eléctricos! Apetece tener un coche eléctrico aunque sólo sea para ir a utilizar estas instalaciones todos los días.

En esta estación también hay un punto de carga de GNV, gas natural vehicular, al que acudió un buen número de clientes mientras yo cargaba despacio la batería de #BMWi3. El motivo por el que la cargo despacio es porque en los rallyes del Campeonato de España de Energías Alternativas nos van a medir el consumo en función de los kWh que introducan en el coche después de cada prueba. Yo quiero que la batería de nuestro #BMWi3 esté en el mejor estado posible durante todo el año y por ese motivo voy a hacer con ella el mínimo número posible de cargas rápidas. Prefiero pasar un poco más de tiempo en las electrolineras y cargar despacio para cuidar la batería que darle unos chutazos rápidos, salvo cuanod sea imprescindible. Es muy posible que la diferencia sea inapreciable, pero #Loren, #BMWi3 y #Javier queremos ganar y como lo tenemos difícil, tenemos que cuidar todos los detalles. (No les cuenten estos secretos a nuestros competidores).

Share This