Los motores de tres cilindros del Volkswagen up! funcionan con suavidad. He probado la versión de 75 caballos de potencia. Además de que funciona con suavidad, tiene buena respuesta. No he tenido oportunidad de probar la versión de con motor de 60 caballos, pero un colega que sí la ha conducido me ha dicho que funciona exactamente con la misma suavidad que la de 75 CV y que para utilización típica urbana (hemos conducido los coches en Roma, con mucho atasco) la respuesta es muy similar a bajas revoluciones. Yo he forzado la versión de 75 caballos hasta 4.500 en segunda, sin necesidad, sólo para probarlo por dentro de Roma, y me ha gustado tanto el sonido y la ausencia de vibraciones, como la entrega de potencia.

El interior del up! es suficiente en longitud. Dos adultos de estatura media (alrededor de 1,75 metros de altura), caben con holgura sentados uno detrás de otro. Incluso con personas muy altas, de más de 1,90 metros sentadas en el asiento delantero, una persona de 1,70 metros puede ir sentado detrás con relativa comodidad si la persona alta sentada delante ajusta el espacio para sus piernas. No es recomendable, porque sus rodillas pueden quedar muy cerca del salpicadero y la guantera, pero es posible sin demasiada incomodidad según decía la persona alta.

El espacio interior es idéntico al del Seat Mii, cuyas mediciones y comparación con otros modelos similares se pueden ver en este enlace.

El acabado interior del Volkswagen up! que he visto está más cuidado que el del Seat Mii que puede analizar en la presentación estática de ese modelo. En esta entrada del blog muestro algunas fotos y doy información del Seat Mii y aquí damos información con otros detalles del Mii en km77. Toda la información relativa a espacio y lugares para depositar objetos son idénticas en el Mii y en el up!

Lo que cambia, fundamentalmente, entre el Mii y el up! es la sensación de acabado y calidad de uno y otro.  El up! tiene, por ejemplo, memoria en el asiento del conductor, por lo que al desplazarlo para que suba alguien al asiento posterior recupera su posición inicial de la banqueta. Otro detalle, que no tenía el Mii, es el agarramanos en el techo para el asiento del pasajero.

Las unidades que he visto y conducido hoy eran Black up! y High up! que son las de mayor calidad de acabado y equipamiento del Volkswagen up!. Quizá las diferencias entre las versiones básicas de Seat y las de Volkswagen sean menores.

Me han gustado especialmente los asientos delanteros del up! que tienen exactamente la misma forma y dureza que los del Seat Mii. Son asientos de banqueta larga, de buena dureza y que recogen muy bien el cuerpo. Es un inconveniente que el volante no se pueda regular longitudinalmente, porque la posición resultante influye negativamente a la situación de las piernas con relación a los pedales (demasiado flexionadas en mi caso).

En el maletero, una tapa crea una superficie superior, con doble fondo, que permite dejar una zona plana al abatir el respaldo de los asientos posteriores. El respaldo está partido en proporción 2/3 y 1/3 aunque en las plazas posteriores sólo pueden ir dos personas, porque el coche es como máximo para cuatro ocupantes.

En la galería de fotos de interior del Volkswagen up! que tenemos en km77.com no existe esta combinación entre rojo y color crema claro de interior que he fotografiado. (Posiblemente sea más atractiva que la combinación de rojo y gris que aparece en la galería.)

Volkswagen up! Salpicadero. High.

Con el panel de las puertas, a juego:

Volkswagen up! Panel de las puertas. Versión high up! en rojo

Los asientos que corresponden, con una franja roja en las plazas delanteras:

Asientos. Volkswagen up! high up!
Las llantas que llevaba este coche son opcionales, de 16 pulgadas de diámetro. Van incluidas en el Paquete “Triangle Black”, que incluye “amortiguación deportiva” y cristales oscurecidos. El precio del paquete es de 515 Euros.

Volkswagen up! Llanta "Triangle black"

Este es el maletero. La tapa que lo recubre no se levanta al abrir el portón.

Volkswagen up! high up! Maletero con tapa bajada

Al subirla con la mano, se queda fija en posición vertical.

Volkswagen up! Tapa del maletero arriba

La tapa que divide el maletero horizontalmente en dos permite obtener una superficie plana al abatir el respaldo de los asientos posteriores y de paso dar un aspecto mucho más cuidado al conjunto. Al levantarla, los remates que aparecen están menos cuidados:

Volkswagen up! Maletero con doble fondo

Share This