Este es el vídeo de las tres versiones con motor de gasolina que he conducido. La primera unidad me dejó perplejo. Después de subirme en el Diesel, probé otra unidad con motor de gasolina y cambio manual. Yo creo que al primer coche alguien le había dado un bordillazo y no había dicho nada. El volante iba recto, pero algo había descuadrado que afectaba al guiado de la caja de cambios y del eje delantero. Es una suposición arriesgada.  De lo que estoy convencido es de que no era a causa de que llevara unos neumáticos u otros.

Por suerte, probé el Diesel, que me permitió darme cuenta de que el primer coche no era “normal”.  Sólo subirme al segundo cocche con motor de gasolina eliminé las dudas que tenía. El segundo coche iba tan bien como el Diesel y como todos los que probé después.

Los sistemas de asistencia de frenada de emergencia funciona como los intermitentes, a veces sí y a veces no, pero no con tanta regularidad como los intermitentes. No solo en el Golf. Lo he constatado en varias ocasiones. En el Golf 7 también ocurre.

Estoy seguro de que un señor muy sonriente, detenido en mitad de la carretera a la salida de una curva , estaba puesto allí por las autoridades italianas para que probáramos el sistema de frenada preventiva. Hace el cambio de sentido más disparatado que he visto nunca. Vean, que se lo enseño.

Con el cambio manual, el sistema de control de velocidad crucero adaptativa (ACC) funciona hasta 30 km/h. Por debajo de esa velocidad el conductor tiene que hacerse de nuevo con los mandos. Con el cambio automático, el coche llega a detenerse cuando se detiene el de delante y arranca de forma automático si la detención dura menos de tres segundos. Si dura más hay que darle la orden para que arranque, si uno sabe cómo dársela.

Pruebas de desactivación automática del freno de mano eléctrico.

Share This