He conducido cinco unidades del Volkswagen Golf 7. Las he conducido en Cerdeña. Los coches nos esperaban en el aeropuerto de Olbia perfectamente alineados. Yo decía no sé si en broma o en serio que lo que mejor sabe hacer Volkswagen es alinear coches. Los coches nos esperaban en formación perfecta.

Había dos tipos de motores disponibles en la presentación. El Volkswagen Golf 1.4 TSI 140 CV ACT con desconexión de cilindros (en determinadas ocasiones se desconectan dos de los cuatro cilindros para ahorrar combustible) y el Volkswagen Golf 5p Advance 2.0 TDI 150 CV BMT. Estos dos motores estaban disponibles con carrocería de tres y de cinco puertas y con cambio manual y automático.

(En esta ocasión no he prestado atención a la carrocería, a los materiales, a la calidad. Ya habíamos visto el coche parado y Alfonso Herrero lo cuenta en km77.com. Me he centrado en conducir y en contarlo en video.)

La primera unidad que he conducido era una versión manual del motor TSI de gasolina  de 140 caballos de potencia, con desconexión de cilindros. El coche me dejó insatisfecho. No iba mal, pero a mi juicio la reacción en curva era peor que la del Golf al que sustituye, que lo conozco bien. No era progresivo y me dejó perplejo. Me sorprendía que el Golf nuevo fuera peor que el anterior.  No iba bien ni en curva, (pero no por la dirección, sino por el apoyo de las ruedas) y tampoco iba bien la caja de cambios. La caja de cambios pensaba que podía funcionar así, porque no tengo en la cabeza cómo funciona la caja de cambios manual del Golf VI, pero las reacciones del eje delantero me dejaron perplejo. Me parecía imposible que el Golf hubiera tenido unas reacciones tan buenas durante tantas generaciones y que ahora dejara de funcionar con la misma precisión y progresividad de siempre.

A continuación  me subí en el Diesel con cambio manual. Es el vídeo que les pongo primero, porque lo entenderán bien después de haber leído el párrafo anterior.

La respuesta de la suspensión es prácticamente la misma que la del Golf VI. Tengo la impresión de que la dirección es ligeramente más rápida, pero no tengo el dato de la desmultiplicación de la dirección del Golf VI. Voy a intentar conseguirlo. El tacto de la dirección y del eje delantero en apoyo es prácticamente el mismo. Es posible que el nuevo, el Golf 7, tenga una ligera mayor tendencia a seguir recto en apoyo, pero la diferencia, de ser, sería tan pequeña que necesitaría probarlos en idénticas condiciones ya velocidades de paso por curva descabellados.

Las diferentes posibilidades de adaptación de la respuesta del motor, la dirección y la amortiguación se notan en algunas circunstancias más que en otras. En modalidad “Sport” la respuesta del motor es claramente diferente a la de la modalidad “Eco”. En “Comfort”, en cambio, la dirección y la suspensión sólo son claramente más suaves cuando el coche va despacio, porque a medida que aceleramos por curvas ambas se endurecen.

El tacto de los frenos sí lo he notado diferente, con mayor capacidad de frenada en el Golf 7, si bien no comparo a igualdad de tamaño de neumático ni de llanta ni de motor, por lo que el tamaño de los discos tampoco es el mismo. En estos detalles podremos entrar con mayor precisión cuando probemos unidades concretas y comparemos distancia de frenado.

El motor de gasolina tiene mucha fuerza en toda la gama de revoluciones. Si las bajas cifras de consumo que se anuncian se mantienen bajas en conducción normal, esta versión del Golf se convierte en una opción también para quien haga muchos kilómetros. No es tan silencioso al ralentí como el actual motor de 1,4 litros y de 122 CV que hemos probado durante 100.000 kilómetros en km77.com, pero es muy silencioso.  En el vídeo que les pondremos mañana se aprecia en varias ocasiones el paso de funcionamiento de dos a cuatro cilindros. Sólo se nota el cambio, si se apaga la radio, se baja el climatizador y se presta mucha atención al sonido. Yo no he notado ningún tipo de vibración diferente entre un funcionamiento y otro.

El motor Diesel de 150 caballos también es silencioso en caliente, pero su sonido es claramente audible en frío, como se aprecia y menciono en el vídeo anterior. Tiene un funcionamiento suave, con buena respuesta también y agradable de utilizar en todo el régimen de giro. El cambio automático es de seis relaciones, a diferencia del de gasolina que es de siete.

La pantalla digital de ocho pulgadas es uno de los elementos de los que más he oído hablar entre  algunos aficionados a la tecnología y a los coches. Aunque tendremos que dedicarle mucha más atención, en este vídeo juego un rato con ella. Utilizo la pantalla mientras conduzco. Ignoro si en Italia es legal o no hacerlo, pero decidí arriesgarme para poder informarles. Espero que sea legal.

 

 

Raquel Sánchez ha editado los vídeos en estos días de fiesta. Muchas gracias Raquel. Mañana les ponemos los vídeos del Golf TSI de gasolina. Gracias a Raquel vamos a darles cada vez más información en vídeo. Mañana verán si les compensa darle las gracias o no.

Share This