Recurro a ustedes para que me ayuden, si les da la gana.

En km77.com siempre hemos prestado atención escasa a los vehículos que tradicionalmente se han denominado “comerciales”. Casi nunca hemos hablado de furgonetas, ni para pasajeros ni para mercancías. Últimamente los hemos incorporado con rigor a nuestra base de datos, pero antes su presencia era aleatoria.

Vamos a empezar a probar y a escribir de este tipo de coches, por muchos motivos. Uno de ellos es que se trata de coches prácticos. Los primeros monovolúmenes son las furgonetas, pero del mismo modo que en España la penetración de coches familiares (rubias, rancheras, break) es débil, a muy pocas familias les seduce la idea de moverse en furgoneta. “Mucho mejor un monovolumen, dónde va a parar”.

Tengo un problema con los nombres para denominar a estos artefactos. Las furgonetas, en puridad, son aparatos para el transporte de mercancías. Algunos seres humanos somos mercancía (barata), pero esa particularidad no tiene entidad suficiente como para cambiar la historia de un nombre.

Vamos a probar, básicamente, vehículos para pasajeros, pero con otras formas y mayor tamaño. Cuando yo iba al cole de muy pequeño, a la furgoneta de ahora, pero mucho más destartalada, le llamábamos el autobús. Quizá tuviera más de nueve plazas, pero eso era irrelevante: los niños íbamos todos amontonados en los asientos, hasta cuatro cada dos asientos, sin cinturón por supuesto, y con los pies que nos llegaban poco más allá de donde terminaba la banqueta. (A mí, que el Sr. Martí, el conductor, me tenía enchufe, me dejaba sentar encima del motor. Sí, el motor, que aparecía como una protuberancia con tapa redondeada, con forma de medio iglú, al lado de su asiento. Allí me sentaba yo alguna vez).

Quizá sea por eso, por el autobús que nos llevaba al cole, que me gustan tanto las furgonetas. Y quizá también sea por eso, porque yo era muy pequeño, que no tenga un nombre bueno para ellas.

¿Cómo llamarían ustedes a las furgonetas pequeñas, derivadas de turismos, al estilo de la Berlingo, la Caddy o la Connect?

¿Las compararían únicamente entre ellas o las compararían también su espacio interior con el de los monovolúmenes?

En la base de datos de km77.com los llamamos “Comercial pequeño”, “Comercial medio” y “Comercial grande”, que es la denominación tradicional de este tipo de vehículos, pero que a mi juicio es una denominación desafortunada. ¿Qué significa vehículo comercial? ¿Qué sentido de la palabra comercial hay que utilizar para que encaje en esta denominación? ¿Comercial significa para uso de los comerciantes? ¿Desde cuándo? ¿E industrial para uso de los industriales?

No sé cómo llamar a las “furgonetas” pequeñas, medianas y grandes, ni para pasajeros ni para mercancías. Si ustedes me ayudan, quizá encontremos buenos nombres. ¡El sector nos lo agradecerá!

Muchas gracias

Share This