Ya tenemos ganador de km77.com. Un competidor enorme. Su apodo es vazquezbis.

A los tres participantes que seleccioné para participar en la prueba final, una prueba de conducción, los llevé por el mismo recorrido. Es un recorrido corto, pero muy útil para ver diferentes aspectos de la conducción. Hay varios tramos con semáforos, circulación urbana entre tráfico, incorporaciones, subidas y bajadas con pendientes pronunciadas y cambios de pendiente, rotondas, autovía. En muy pocos kilómetros, este recorrido proporciona una variedad amplia de condiciones, circunstancia que permite evaluar bien las habilidades de los candidatos.

El recorrido es este:

[googlemaps https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m27!1m12!1m3!1d48551.81786417624!2d-3.7639024066407902!3d40.48657706011663!2m3!1f0!2f0!3f0!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!4m12!1i0!3e0!4m5!1s0xd42293f19ff6079%3A0x72624fa1302e5936!2sCalle+de+la+Hiedra%2C+82%2C+28036+Madrid!3m2!1d40.4726522!2d-3.6791707!4m3!3m2!1d40.5183958!2d-3.7737315999999996!5e0!3m2!1sen!2ses!4v1431474792692&w=700&h=525]

Mi propuesta a los tres seleccionados fue la misma: “No ganará necesariamente quien obtenga el mejor dato de consumo. Las condiciones de temperatura y tráfico varían notablemente entre unos y otros. Tú haz todo lo que consideres necesario para demostrarme que conduces bien para consumir poco y toma todas las medidas que consideres oportunas para obtener un buen resultado. Yo tomaré la decisión en función de los factores que considere adecuados.”

Con estas premisas, empezamos las pruebas de selección con un Volkswagen Golf Variant TDI de 150 CV.

La cita con el primer participante era a las 10:30 de la mañana. Antes de empezar el recorrido apagó el climatizador y en el primer semáforo se dio cuenta de que para que funcionara el Stop&Start había que soltar el embrague. Realizó una buena prueba.

Según el ordenador del coche, recorrió los 24 kilómetros a una media de 39 km/h con un promedio de consumo de 4,1 litros cada 100 kilómetros. Al final de la prueba le hice algunos comentarios sobre los aspectos que yo creía que podía mejorar. No los reproduzco aquí porque esto es una competición y no es el momento de dar pistas a los competidores.

A las 12:30 horas fue la cita con el segundo participante, el más joven de la terna, con pocos meses de carnet. Este competidor, muy joven, no apagó el aire acondicionado ni dejó que funcionara el Stop&Start en ninguna de las detenciones. Con el coche parado, mantenía siempre la primera engranada y el embrague pisado. Su consumo fue alto en comparación con el participante anterior. En los 24 kilómetros, a una media de 40 km/h, gastó 4,9 l/100 km. Sin embargo, su conducción fue muy buena en todo momento. Llevaba muy bien el volante y el cambio de marchas, con selección adecuada en diferentes momentos. Muy muy bien, especialmente en una persona con tan pocos meses de carnet. “Lo de poner primera y tener el embrague apretado en los semáforos es una enseñanza de la profesora de la autoescuela”. Pues vaya enseñanza.

Entre estos dos participantes tenía dudas que no sé si hubiera sabido resolver. Uno de ellos, más experimentado, tenía interiorizados algunos conceptos que es bueno haber asimilado y aprehendido. El menos experimentado, en cambio, tenía mayor facilidad para sentir la conducción, para sentir el coche, para anticipar situaciones, que le hacían conducir más suelto de forma menos reflexiva. El exceso de información, en ocasiones se vuelve en contra porque te lleva a dudar demasiado.

Si el tercer participante me gustaba más que los otros dos, me facilitaba mucho la decisión final. Si me gustaba menos, me creaba un problema.

No voy a contar nada de lo que hizo el tercer participante, que esto es una competición. Ya lo he dicho. Sólo voy a poner una foto de su resultado. Recuerden su apodo. Se llama vazquezbis. No me extrañaría nada verlo ganar en California. Lo hizo mejor de lo que yo hubiera sido capaz de hacerlo.

Tkink Blue. Challenge 2015. km77.com

Share This