Se acabó. No he empezado a contárselo. No les he puesto fotos ni de Las Vegas, ni del Death Valley, ni de las Alabama Hills, ni de Yosemite, ni de San Francisco, ni del Golden Gate, ni de la Cabrillo Highway 1. Soy un descastado. No les cuido nada. No les he enseñado nada de mi viaje y ya les pongo a trabajar.

Sí, porque hoy he devuelto mi Ford Focus de alquiler. Este Ford Focus que me ha llevado a todos esos lugares. No he tenido más que acelerar y frenar, porque es un Focus automático con PowerShift. Que me ha llevado a las nieves de la Sierra Nevada y a San Francisco. El Focus desde el que he hecho casi todas las fotos que han visto y que verán. Este Focus que he devuelto hoy. Ni siquiera he mirado cuántas millas he hecho, porque estoy de vacaciones. Ni le he medido el consumo, ni nada de nada. Lo he devuelto sin más. Aquí, en el aeropuerto de Santa Bárbara:

Ford Focus. Alquiler. National. rent a car.

Y lo he devuelto aquí porque si se fijan, al fondo hay un Porsche Panamera Turbo S que me está esperando. Sí, me espera a mí. Y me espera para traerme aquí:

Porsche Panamera TurboS - hotel Biltmore four Seasons Santa Barbara

Al Hotel Biltmore Four Seasons de Santa Barbara, donde estamos alojados un grupo de periodistas españoles invitados por Porsche para la presentación del nuevo Porsche 911 Carrera y Carrera S.

En este hotel, a cuya habitación 335, en la que me hospedo, se llega por esta vereda.

Hotel Biltmor Four Seasons. Santa Bárbara. California

La puerta de la derecha, detrás de este árbol inmenso, es la mía:

habitacion 335. Biltmore Four Seasons. Santa Barbara. California.

Una habitación de la que ya que hemos llegado les voy a desvelar algunos detalles:

Habitacion 335 Biltmore. Four Seasons. California.

Con esta zona de lavabo:

Room 335 Biltmore Four Seasons

Y esta magnífica ducha

Biltmore four Seasons Santa Barbara Room 335

en la que me he pegado una de las duchas más placenteras de mi vida, con caudal, amplitud troncocónica y temperatura perfectas. La ducha placentera ha sido después de nadar 1200 metros en esta piscina con el agua acondicionada:

Casino Beach and Cabana Club swimming pool

Desde cuyas cristaleras del fondo se puede ver a estos señores haciendo malabarismos sobre el agua:

surfer santa barbara

2surf at santa barbara California

surf California

En fin. Que como ven se me han acabado las vacaciones y empieza el trabajo. Mañana es la presentación del 911, cuyas novedades más importantes son: caja de cambios manual de 7 marchas (El coche que me han asignado para mañana tiene cambio automático. Algo tendré que hacer para probar la caja manual), Stop&Start, mayor distancia entre ejes (10,0 cm), mayor longitud (5,6 cm) menor peso y nueva suspensión posterior. En la información de prensa pone esto de la suspensión posterior: “El eje trasero también es una construcción completamente nueva, que mejora considerablemente la estabilidad y la precisión frente a la generación del modelo anterior. La construcción multibrazo dispone de una base de apoyo ampliada, alcanzando con ella una rigidez óptima de inclinación y convergencia. Al mismo tiempo el nuevo eje trasero proporciona un mayor confort de marcha gracias a la carrera de contracción de los muelles cinco milímetros más larga en combinación con la elastocinemática mejorada para la suspensión longitudinal. También se han logrado reducir los ruidos de los silentblocs utilizando ahora nuevas mezclas altamente elásticas.” Es decir, no dice nada. Espero mañana saber más de la nueva suspensión posterior, que a la vista de lo que pone aquí no parece tan nueva.

Hasta que llegue mañana, lo que les propongo es que piensen un poco. Al menos, que piensen tanto como he tenido que pensar yo hoy durante la cena. Fíjense en el menú que les pongo a continuación. Teníamos que elegir una opción para cada uno de los platos:

Menu. Wine Cask. Santa Barbara. California. Chef: Brandon Hughes

La cena estaba deliciosa. Este es el lugar, que recomiendo: Wine Cask. Santa Barbara. California. Chef: Brandon Hughes.

La cuestión es que éramos 90 personas. Todas hemos podido elegir tres platos y a todas nos lo han servido. Tenían bien organizadas las mesas y numerados a los comensales para servir a cada uno su plato sin preguntar. Nuestro camarero era muy eficiente. Ha sido un placer que nos sirviera él, porque lo ha hecho muy bien.

Mi duda, mi pregunta, es. ¿Cómo se organiza una cena para 90 personas que llegan todas a la vez, se les da a elegir a todas ellas entre tres platos y se les sirve a todas a la vez? ¿Se tiene un control estadístico y se sabe aproximadamente qué porcentaje de platos elegirán? ¿Se tiene prevista cantidad para 90 platos de cada una de las posibilidades?

Para dar un buen servicio y no hacer esperar mucho, hay que tener preparados los platos. ¿Cuántos se preparan de cada uno?

Me parece una gestión logística difícil, con estimaciones previas que no sé en qué se pueden basar. ¿Alguno de ustedes sabe cómo se hace?

En los aviones dicen: ¿Hay algún médico entre el pasaje? Yo pregunto hoy ¿Hay algún cocinero o gestor de restaurante en la sala? Espero que los haya.

Me voy a dormir. Mañana conduciré el 911. Espero conducirlo con cambio manual. Me intriga saber cómo funcionará la dirección electromecánica. Mientras ustedes leen, a mí me toca dormir. Sean felices.

(Por cierto, les iré poniendo fotos de mi viaje por California y alrededores. Ha sido un viaje fascinante. La belleza de los paisajes de este país y la belleza de la Highway 1 no se merecen que yo ponga fotos aquí. La Highway 1 es espectacular incluso cuando no pretende serlo. ¿Pretende ser espectacular una carretera? La Highway 1 lo pretende seguro. No puede ser así de bella sin intención.

Share This