— Tú vienes a las 24 Horas a dar besos y abrazos.

Me lo dice Rocío Zúñiga (te quiero Rocío), diez minutos después de que llego al Circuito del Jarama. Tiene razón. Desde que me he bajado del coche no he parado de dar y recibir besos, abrazos, achuchones y mimos. Las 24 Horas son un abrazo que no termina. El circuito y los coches dando vueltas nos abrazan durante las 24 horas a todos los que estamos en su interior, juntos, cercanos, unidos. En las 24 Horas se crea un ambiente especial. Luego, vivimos con él hasta la siguiente edición.

Nadie se engaña. Las 24 Horas Ford son una carrera solidaria en la que se destina mucho dinero a las 12 ONGs seleccionadas. Una carrera solidaria que es posible gracias a que Ford y los patrocinadores obtienen repercusión publicitaria. Pero una vez sentadas las bases, una vez sentado el principio que hace posible la prueba, todos los implicados, todas las personas de Ford y de las empresas colaboradoras se mueven por la solidaridad.

No hay combustible más potente que ver disfrutar y animar a las mujeres que han sufrido maltrato de la Fundación Ana Bella ni nada que sustituya a ver aplaudir y hacer la ola a pequeños y mayores con discapacidad intelectual de la Asociación APADIS para la que he corrido. Abrazarlos a todos luchando por ganar y sacar el mejor premio.

La emoción de las 24 Horas está en cada rincón del circuito, en la pista para ganar una posición, en la incógnita permanente de si lo estarás haciendo bien para llegar hasta el final, en los boxes para calcular el consumo, la velocidad, la hora del repostaje y el cambio de neumáticos y en cualquier lugar donde alguien desconocido te agradece que le ayudes a bajar la escalera en la silla de ruedas.

Las 24 Horas de Ford son una prueba hecha por personas para personas. El marketing, las necesidades empresariales, el negocio y la repercusión están presentes y son imprescindibles, pero no son el motor de este evento. Si se hace y se hace bien es por las personas.

Un ejemplo.

Luis Antonio Ruiz, actual presidente y consejero delegado de Jaguar Land Rover España, me llamó hace más de un año para informarme de que se iba de Ford para presidir Jaguar Land Rover España. Antes de colgar el teléfono me dijo: “Sólo te pido un favor, sigue apoyando las 24 Horas Ford”.

Las apoyo por convencimiento e ilusión y también porque me lo pidió un amigo y adquirí el compromiso. Porque todas las personas de Ford que trabajan en las 24 Horas lo hacen con la misma ilusión y todas ellas, si algún día se fueran a trabajar a otra marca, estarían tristes por no poder apoyar y contribuir a un evento único como éste. Sé que les supone un trabajo extraordinario, pero son afortunados, tienen una recompensa impagable.

Clasificación final de las 24 Horas Ford

Share This