No sé si se han enterado ustedes, pero Škoda ha lanzado una campaña que es mucho más que una campaña.

Todo, y todo es todo (la tierra, el universo, la energía y las ganas de comer) empezó con una pregunta: “¿Para qué quieres un coche?”

Confieso que la primera vez que vi la pregunta pensé que se trataba de una organización “anticoche”.

Yo no sé para qué queremos un coche. Al menos no sé para qué queremos un coche en propiedad. Yo lo tengo, pero pasa muchos días quieto y aparcado en el garaje.

Sin embargo, recuerdo perfectamente un viaje en una furgona de alquiler, que disfruté como un niño. Llegábamos mi acompañante y yo a los hoteles y en algún hotel más o menos caro nos miraron con incredulidad. Disfrutamos tanto de nuestro viaje como si se hubiera tratado de un Rolls con chófer. O más.

Un Skoda para escaparte

Estoy de acuerdo también con la respuesta que da Škoda a su propia pregunta: Pues sí, los coches son para vivirlos. Eso no significa que tengan que ser coches en propiedad y también es para vivirlo el autobús de línea, el tren y el metro.

Como me ha llamado mucho la atención la campaña y su resolución y especialmente el giro que le han dado al posicionamiento de Škoda, he entrevistado al director de marketing de Skoda, Alberto García y a la directora creativa de Proximity, Alba Vence. Han dado información que a mí me parece interesante. No es información sobre coches, sino sobre cómo gestionar una marca, cómo posicionarla en el mercado y cómo afrontar retos.

He publicado la entrevista en 20 minutos. Espero que les guste.

 

Share This