Hace casi un año Car2Go inició su actividad en Madrid. Conté mi experiencia el primer día que estaba disponible el servicio y desde entonces lo he utilizado regularmente. Es un servicio que funciona bien. En ocasiones hay escasez de coches y en otras me ha dado problemas porque o bien no podía abrir el coche mediante el móvil o bien no podía terminar el viaje, ya que no transmitía correctamente los datos de fin de viaje. Eso es lo más molesto. Cuando tienes prisa por dejar el coche y llegar a cualquier cita y el coche te obliga a esperar. En una ocasión tuve una discusión tensa con la operadora que me atendió. Me exigía que no me moviera de al lado del coche hasta que no se cerrara y yo me negaba porque llegaba tarde.

De lo que nunca me había preocupado por saber era de cuál era el seguro y las coberturas que ofrece a los ocupantes del coche. Resulta que en arpem.com, la web especializada en seguros con la que trabajamos estrechamente en km77.com y de la que he adquirido recientemente una participación mayoritaria, acaba de publicar que el seguro de daños propios de Car2Go no cubre los daños físicos del conductor, es decir los daños físicos propios cuando eres el conductor y eres culpable de un accidente.

El mundo del seguro adquiere mucha importancia en la economía colaborativa. Conocer bien los detalles de las pólizas que nos amparan y nos protegen es cada día más necesario. En Arpem estamos haciendo desde ya un esfuerzo considerable para informar con la misma dedicación y rigor con la que informamos en km77.com, para que tengamos mejor conocimiento de todo aquello que rodea a las pólizas del seguro de coches.

Yo no sabía que cuando me subía a un Car2Go no estaba perfectamente protegido en caso de accidente. ¿Seguiré utilizando los servicios de Car2Go a partir de ahora? Tendré que pensarlo.

Share This