Enric González (mi jefe por un día) viene a decir hoy en su columna que tenemos los políticos que nos merecemos.

Ayer decía Oscar Alzaga en Radio Nacional algo parecido. (Qué gozada escucharle en el programa que le dedicaron durante una hora. Supongo que lo colgarán en RTVE.ES. Todavía no está o yo no lo he encontrado.) . Los más jóvenes no recordarán a Óscar Alzaga. Es uno de esos lujos que los ciudadanos hemos permitido que se pierdan para la política, para la gestión de la cosa pública, para que vele por nuestros intereses.

Óscar Alzaga hablaba del ejemplo alemán en repetidas ocasiones. De la elegancia de sus políticos, de alguna de sus leyes (Calificaba de joyita la reforma de su modelo federal aprobada en 2006)

¿Por qué no conseguimos que España se parezca más a Alemania que a Italia en el funcionamiento de su política? ¿De quién es la responsabilidad? ¿Qué podemos hacer para intentar mejorarlo? ¿Debemos asumir los ciudadanos ese compromiso? ¿Debemos esperar a que lo asuma alguna institución?

Share This