A principios de julio estuve en una presentación técnica en la que nos enseñaron el futuro BMW Híbrido. Hablé aquí del Mega City Vehicle.

Lo que hoy muestro no tiene nada que ver con el coche, sino con el lugar de la presentación.

¿Saben qué es el artefacto de la izquierda? Sólo les diré que funciona. Por supuesto troncocónico, como el florero.

Flores,  vasija troncocónica. Presentación BMW

Comida envasada al troncocono

Comida envasada. PResentación BMW.

Me hicieron gracia y si no se lo cuento ahora que ya acaba agosto no se lo cuento, y me da pena. Siempre hago muchas fotos para enseñarles y al final publico pocas. Voy a intentar poner más. Son fotos irrelevantes, pero me gusta que puedan ver las cosas que yo veo en mis viajes por todo lo largo y ancho de este mundo. (Capitán Tan).

La presentación era en Munich. Esta mi habitación de hotel. Sin troncos ni conos. Ya no me acuerdo del hotel. Lo puedo encontrar seguro, si les interesa.

Hotel. Munich.

Tengo muchas más fotos de este viaje. Algunas maravillosas. ¿Por qué elijo estas intrascendentes? No se lo sé decir.

Mañana prometo ponerles más. (Voy a pedir ayuda para editar fotos que me lleva mucho tiempo. Seguro que Noe me ayuda. Es un sol.)

Tengo cientos de cosas que escribir y les pongo fotos irrelevantes. No sirvo para hacer un blog. Me falta método. Lo siento. Podría llamarlo el desorden de mi blog en lugar de teletransporte. Qué buen título para un blog, si no fuera porque es una copia. El desorden de tu nombre. Qué gran título para un libro. Y también es copia, o idea prestada. Intertextualidad.

En fin, que les dejo. Mañana más. Tengo que hablarles de mi viaje al desierto, de mis amigos de Autoverde, de los chivatos (fundamental), de la velocidad en las carreteras, del museo de BMW, de las islas Lofoten y de las críticas a km77.com. Y de más cosas. Necesito que este blog se actualice solo. Que yo piense la actualización y que quede aquí.

Antes de ayer, por ejemplo, mientras le medía el consumo al Alfa Giulietta le hice fotos a la luna llena por la carretera. A ustedes no les interesa nada. Pero me gustaría enseñárselas. Porque alguna es bonita de ver. Y si se las enseño, además, me acompañan, que cuando las hago pienso en ustedes. Ya ven qué cosas.

Share This