Después de acelerar el Porsche 918 Spyder te entra la risa. La risa del desconcierto, de la estupefacción. ¿Cómo es posible que acelere tanto? (Pueden leer la información en km77.com)

Ya sé que con los vídeos no voy a ser capaz de transmitirles la sensación de aceleración salvaje que se experimenta dentro del coche. Pero tampoco soy capaz de expresarlo con palabras. ¿Como les explico el hueco que se te hace entre el estómago y la piel y que tarda en llenarse? No van a tener más remedio que intentar probarlo. No va a ser fácil, pero tenemos que pensar alguna forma.

¿Qué les parece la idea de que nos reunamos 100 voluntarios y que pongamos 10 000 euros cada uno, para cubrir un millón de euros? De esta forma podríamos tener el coche tres días al año y dejar el resto para mantenimiento.

Claro que cien son multitud. ¿Cuánto nos costaría el seguro? ¿Qué podría hacer cada uno de nosotros con el coche? ¿Quién gestionaría tamaña marabunta? ¿Y 50 con 20 000 euros?

¿Qué les parece 10 voluntarios de a 100 000 euros cada uno? Yo me quedaría fuera, pero si quieren les organizo (y les aparco el coche de vez en cuando)

Entre todos los abogados que participan en este blog seguro que alguno nos prepara un documento de cómo podemos organizarnos. 10 000 euros es mucho dinero, pero 10 000 euros por ser propietario de un 918 Spyder tampoco es tanto. ¿Se animan? ¿Lo intentamos?

Tenemos que darnos prisa, que ya tienen más o menos comprometido el 50% de las unidades.

Mañana les pondré más fotos del 918 Spyder y en los próximos días les contaré anécdotas bonitas. Hoy les dejo con unos vídeos.

Aceleración

Seis vueltas al circuito de Cheste en Valencia.

Funcionamiento en modo híbrido y “Sport”

Y, para quienes quieran conocer más del coche,

Retransmisión íntegra de la rueda de prensa:

Y explicación de cómo se seleccionan y para qué sirven los diferentes modos de conducción. (Explicación a los periodistas, previa a la toma de contacto con el coche)

Share This