No he podido escribir antes porque mis ex socios me han pegado. Me tienen maniatado debajo de la mesa. He conseguido desatarme. Escribo con mi movil. Espero que no me descubran.

*******

Ayer era el día de navegación.  Día de utilizar el GPS, ‘waypoints’ escondidos que teníamos que encontrar, de orientación con la brújula y pistas falsas.

Pistas falsas de orientación para jugar al escondite y pistas de doble suelo falso en el que seguro que habrá algún apoyo en algún punto del infinito fondo insondable.

Las pistas falsas de Nacho y Lucas no son nada comparadas con las de las pistas de tierra, los oueds, el fes fes y las roderas de camión.

Mi pista falsa era una mas para hacerles participes del juego. Nos perdimos, cruzamos desiertos planos como lagos, nos quedamos atascados al pasar por un oued, comimos bajo dos árboles solitarios que era uno de los puntos way.

Rápido y despacio por pistas, con la emisora, una experiencia para los viajes que yo desconocía, sirve para jugar y para ayudarse con el trafico, las chicanes móviles, tan frecuentes en Marruecos, los badenes, los baches y las barandillas.

Decía Lucas que esto no se puede contar. He decidido hacerle caso. Por mucho que lo intente, no lo conseguiré.

Después de cada curva hay una foto, un paisaje, una curva que conducir, un consejo en la emisora, una bicicleta pintoresca o un camión.

Nacho se conoce todos los lugares y nos lleva. Al atardecer llegamos a La Momia. Una película famosa se ha rodado allí. Subimos los coches a lo mas alto para hacer una foto.

Es bonito subir los coches hasta arriba. Trabajamos una vez mas en equipo y me gusta. Chema Quesada nos dirige para subir los coches sin riesgo.

Mi cámara se queda sin pilas. La de Begoña no. Al acabar las fotos, Ana saca copas y cava. Brindamos. Se me eriza la piel. Cada palabra, cada giro del volante, cada vez que piso el freno soy feliz en este viaje al desierto.

De vuelta al hotel mi acompañante me dice: ‘no cambiaría ni un segundo del día de hoy’

********

Los hoteles son todos maravillosos. Es agradable llegar a un lugar confortable cuando estás cansado. Pero a éste, se le ha estropeado la conexión a internet y no puedo desentrañar la pista falsa.

Cuando publico esto ya hemos pasado el día en las dunas. Cuando tenga conexión lo contare y si tengo tiempo para seleccionar, empezaré a publicar fotos.

Siento que mi pista falsa haya creado confusión real. Estaba seguro de que no me creerían. Había algún dato en el escrito que daba pistas para entender que estaba jugando. Por ejemplo, cuando menciono la envidia que doy con mi viaje. De todas formas, no quería que el juego durar tanto tiempo. Me confié con que tendria conexión a internet sin problemas.

Les ire contando mas cosas los próximos días con buena conexión. Pero vengan a Marruecos. Aunque sea con Nacho y con Lucas de guías. Si no tienen otra opción mejor, esta tampoco es tan mala 🙂 (Todo es Todavía mejor de lo que esperaba. Lo siento. No quiero dar envidia. Pero son dos máquinas de hacer bonito un viaje. No se les acaba la pila de estar pendiente de todo. Si encima tienen la suerte de ir también con Chema, Paco, Begoña, Ana, Ricardo y Rosa, entonces serían yo y estarían en este viaje. Pero no. Lo siento por ustedes. Éste me ha tocado a mí.

Share This