(Abro paréntesis sólo empezar. Los precios de los/las Pirelli Snowcontrol Serie II recorren un intervalo que va desde 75 a 160 Euros. En 2009 hay 10 medidas disponibles y en 2010 habrá 26 en España. Las 34 que mencionaba ayer se refiere a la oferta en todo el mundo. Las medidas disponibles son siempre para llantas de 14, 15 y 16 pulgadas de diámetro y el código máximo de velocidad siempre será T)

Sigue el día primero. En la misma pista de pruebas de Pirelli (Vizzola Ticino)

Después del aquaplaning del día anterior, con un probador al volante, nos dejan dar vueltas al circuito con un Fiat Seicento. La pista está regada por completo.

Psta Vizzola Ticino. Aspersores.

Antes de montarme en el coche subo a la torre de control del circuito para sacar fotos panorámicas.

La pista:

Vizzola. Pista de pruebas.

Los anillos para comparar el límite de agarre entre diferentes neumáticos:

Vizzola Pista circular.

La zona de rectas donde ayer probamos el aquaplaning. Parece la pista de un aeropuerto.

Vizzola rectas. Aquaplaning.

Antes de continuar les cuento que siempre me quejo cuando damos opiniones sobre neumáticos en km77.com. A mi juicio, opinar con rigor sobre si un neumático agarra mejor o peor que otro es imposible. Cuando decimos que el coche va mal porque los neumáticos xxx no agarran bien, lanzamos opiniones ligeras, imposibles de justificar.

Hace una semana hablaba de esto con José María Quesada, periodista con mucha experiencia y excelente probador de coches. Me confirmaba esta opinión. Él realizó una prueba con muchas marcas diferentes de neumáticos, con el mismo coche, en una pista de pruebas. Los neumáticos que le causaron mejor impresión eran los que peor agarraban. Para él, el tacto era buenísimo, pero luego, al comparar tiempos resultaron los más lentos.

Eso es así porque nada tiene que ver el tacto de unos neumáticos con su agarre. La sensación de agarre depende de muchos factores. Y eso no tiene nada que ver con la seguridad. Un neumático puede agarrar mucho y ser mucho menos seguro en cuerva que otro con adherencia claramente inferior. Salvo en determinadas circunstancias imprevistas, un neumático es más seguro por las sensaciones que transmite, porque haga lo que uno espera que haga, que por el agarre.

Podemos hablar de si un neumático resulta progresivo o no y de si transmite más o menos seguridad al conductor. Pero si hablamos del agarre, es muy probable que nos equivoquemos, porque no disponemos de elementos de prueba para medirlo.

Ése es uno de los motivos por los que no podemos hablar de agarre de los neumáticos, porque no comparamos tiempos en un mismo tramo durante nuestras pruebas. Entre otros motivos porque es imposible hacerlo con rigor. Para hacerlo bien tendríamos que tener las mismas condiciones de agarre todos los días y eso resulta imposible. Pero no sólo eso.

También deberíamos referirnos a un coche concreto. Hay neumáticos que van bien en unos coches y otros en otros. Es muy raro que nosotros podamos probar el mismo coche (idéntico motor, idénticas suspensiones, idéntico peso e idéntico estado del asfalto) con dos neumáticos diferentes.

Por tanto, en km77.com en ocasiones hemos opinado sobre el agarre de los neumáticos, con la voluntad de ayudar a los lectores a tomar decisiones. Sin embargo, el error de que nos equivoquemos y de que desinformemos es enorme. Nos pasó con la información del Golf de 100.000 kilómetros. En algunos comentarios criticamos el agarre de los Hankook y no debiéramos haberlo hecho. Cuando medimos la distancia de frenada con los Michelin el resultado fue idéntico. Ese dato no demuestra nada, porque los datos de frenada no son perfectamente comparables todos los días del año, pero al menos dejan claro que la diferencia de agarre no es evidente.

Snowcontrol Serie II. Passo dello Stelvio.

En definitiva, no voy a hablar de si los Pirelli Snowcontrol Serie II tienen más o menos agarre que otros neumáticos, porque no lo sé. Sobre asfalto seco y mojado, incluso con el asfalto frío a más de cero grados centígrados, su respuesta es equivalente en términos generales a la de un neumático de verano. Sobre nieve y hielo, su agarre es muchísimo mejor que el de un neumático de verano. La diferencia sobre nieve y hielo es tan manifiesta, que no hay riesgo de equivocación en esa afirmación. Las pendientes que son insalvables con neumáticos de verano se superan con relativa facilidad con un neumático de invierno. Y la velocidad de paso por curva puede ser de más del doble con seguridad equivalente (lo digo a ojo, no tengo ningún dato para afirmarlo).

Con asfalto muy frío y seco, creo que también hay una diferencia con relación a los neumáticos de verano, a favor de los de invierno, pero no es una diferencia tan evidente a la que existe sobre nieve.

Lo que no soy capaz de decir, de ninguna manera, es si el Pirelli Snowcontrol Serie II agarra mejor o peor que otros neumáticos de invierno.

Share This