Opel ya vende en España el nuevo Opel Insignia Biturbo CDTI, desde 30 595 € (todos los precios de las tres carrocerías, berlina de 4 puertas, de 5 puertas y Cross Tourer). Toda la información que tenemos sobre esta versión del Insignia está recogida en km77.com, pero está esparcida por muchos sitios diferentes. Por la estructura que tenemos, que creemos que es la más razonable en general para dar un buen servicio a los lectores es muy difícil de agrupar.

Por este motivo, voy a agrupar o enlazar desde aquí toda la información que tenemos dispersa por km77 sobre el Insignia Biturbo y voy a añadir varios elementos nuevos que, por su baja calidad, no incluyo en km77.com.

A esta información se accede desde la Información general del Opel Insignia, en una ventana que se abre.

Desde febrero de 2012 está disponible la versión 2.0 CDTI Biturbo de 195 CV del Opel Insignia. Lleva un motor Diesel sobrealimentado mediante dos turbocompresores dispuestos en serie.

Motor Biturbo


El motor puede ir asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o una automática de igual número de relaciones. Esta versión del Insignia se puede elegir tanto con tracción delantera como con tracción total —en este último caso incluye un diferencial autoblocante en el eje trasero—. Está en venta a partir de 30 595 €.

La versión 2.0 CDTI Biturbo de 195 CV tiene un consumo medio homologado de 4,9 l/100 km con tracción delantera. Son 0,6 l/100 km más que el 2.0 CDTI de 160 CV «ecoFLEX». Es un consumo bajo, aunque no tanto como el del BMW Serie 5, en su versión 520d EfficientDynamics Edition de 184 CV (4,5 l/100 km). Modelos como el Mercedes-Benz Clase E o el Audi A5 Sportback gastan como el Insignia. Otros como el Peugeot 508 o el Ford Mondeo algo más (listado comparativo).

Suspensión SuperSport

Opel Insignia. Suspensión Supersport

Desde principios de 2012  hay otras pequeñas novedades. Para las versiones de tracción total se podrá disponer del chasis «SuperSport», que anteriormente sólo podía llevar el Insignia OPC. Incluye la suspensión dureza variable «FlexRide», sistema de frenos fabricado por Brembo y un tipo de suspensión delantera diferente: una variedad de McPherson de pivote desacoplado o independiente —Opel la denomina «HiPerStrut»—. Es similar a la que lleva el Insignia OPC, el Astra GTC y el Astra OPC.

Aquí les muestro una imagen en la que se aprecia la diferencia entre las dos columnas McPherson y un video casero para ilustrarlo mejor:


Opel. Suspensión Supersport. HiperStrut
Y un video casero en el que se aprecia el pivote desacoplado:

Mejoras de equipamiento

También habrá nuevos equipamientos, como un programador de velocidad activo («ACC») que funciona mediante radar. Éste también funciona en otros sistemas opcionales como el dispositivo de alerta de colisión («FAC») que puede intervenir en los frenos para evitar o disminuir las consecuencias del choque o el que indica la distancia con el vehículo precedente («FID»).

Láminas que explican las funciones del radar:

1) Control de Crucero adaptativo

Opel Insignia. Nuevo Radar frontal.

2) Medición de distancia de seguridad

Opel Insignia. Distancia de seguridad. Radar frontal.

3) Alerta de colisión

Opel Insignia. Alerta de colisión. Radar frontal.

Pero además del nuevo radar, el Opel Insignia estrena una nueva cámara frontal más precisa, según aseguran los responsables de Opel. Entre sus funciones, según nos informan, también está el aviso de distancia de seguridad.

Opel Insignia. Opel Eye. Reconocimiento de señales.

En los dos videos siguientes he grabado durante la presentación situaciones reales de aviso de cambio de carril. En la alerta por cambio inadvertido de carril no vibra ni el volante ni el asiento. Suena la campana que se oye en el video.

El control de crucero adaptativo se desconecta automáticamente a velocidades inferiores a diez kilómetros por hora y a la vez que se desconecta lanza un aviso de colisión.

El avisador de colisión también alerta mediante una campana.

Impresiones de conducción

Las dos unidades que he conducido del Opel Insignia Biturbo tenían carrocería familiar, que Opel denomina SportsTourer (Por este motivo las impresiones de conducción en km77.com están situadas en la información relativa a esta carrocería). La primera unidad que he conducido tenía tracción a las cuatro ruedas, cambio manual, suspensión Supersport, llantas de 20 pulgadas y los neumáticos que se ven en la foto: Pirelli P Zero 245/35 x 20.

Opel Insignia Biturbo CDTI. Suspensión Supersport. 4x4. Llanta de 20 pulgadas

Y este el consumo (7,3 l/100 km) que obtuve por autovía, durante unos 50 kilómetros, a unos 120 kilómetros hora y un promedio de casi 100.

Opel Insignia Biturbo 4x4. Consumo.


Tiene buena respuesta en baja, habida cuenta de su cilindrada, y carece del empuje característico de los motores Diesel sobrealimentados a los que se pretende exprimir una elevada cifra de caballos. Este motor Biturbo de Opel funciona con empuje constante. Tan suave y mantenida es la entrega de potencia que seguramente parece que corre menos de lo que corre (no he medido sus prestaciones). Y no parece que corra poco.

No es un motor suave ni poco ruidoso (me pareció que sonaba más el motor de la versión de cuatro ruedas motrices que la de dos). En el mercado hay motores de un funcionamiento sedoso (recuerdo el motor dCi del Renault Laguna, de cilindrada parecida y potencia un 10% inferior), que queda lejos de las posibilidades del Opel Insignia, por suavidad en el sonido y en la respuesta.

El motor es muy agradable porque responde de forma previsible en cualquier régimen y con buen empuje. Pero no resulta especialmente suave ni silencioso. Otro de sus puntos fuertes es la cifra de consumo, si bien también hay rivales que le superan.

La segunda unidad era un Opel Insignia Biturbo, de tracción delantera, con ruedas Good Year Eagle F1 en medidas 245/40 y llanta de 19 pulgadas.

Opel Insignia. Tracción delantera. Neumático de 19 pulgadas.

Las diferencias asociadas al chasis «SuperSport» se refieren a la suspensión delantera (con diferentes brazos McPherson. Más información arriba) y a la dirección. Con el chasis normal la dirección es eléctrica y con el chasis «SuperSport» es hidráulica.

La diferencia de respuesta entre uno y otro modelo es evidente, pero no enorme. El Insignia Biturbo de cuatro ruedas motrices va sobre carriles. Hay que pasar muy rápido por una curva para que se mueva ligeramente o para sentir pérdidas de tracción o tirones en la dirección. Mi sensación ha sido como la de conducir un tren (nunca he llevado ninguno) que permita pasar muy rápido por las curvas.

La versión de dos ruedas motrices se mueve más. Como el motor entrega la potencia con suavidad, al acelerar no descompone el coche y sus reacciones en las curvas son predecibles. La entrada en la curva se realiza con facilidad y precisión. Las diferencias entre la dirección hidráulica y la eléctrica no son remarcables en los dos casos es una dirección suficientemente rápida y con buen tacto.

Opel Insignia. Regulaciones con el botón sport

Un botón situado en el salpicadero, a la derecha del volante, permite cambiar a posición «Sport». Afecta a la dureza de los amortiguadores, a la dureza del volante y al tacto del acelerador. Se puede utilizar sin reservas sobre asfalto liso, porque endurece la suspensión y sobre asfalto liso no afecta a la comodidad. En posición normal tiene un buen paso por curva. Sobre asfalto poco cuidado, el incremento incomodidad debido a la mayor dureza de los amortiguadores dificilmente compensará la ganancia en el paso por curva.

Curiosidades

Todas las veces, al poner a cero el ordenador de a bordo, en apenas un segundo aparece la indicación de consumo. Repetí la operación de ponerlo a cero varias veces, porque quería hacer la foto de todo a cero o de todo con guines. No fui capaz. Enseguida aparece una cifra de consumo. En todas las ocasiones, con la versión 4×4 me apareció la misma cifra: 8,0 litros cada 100 kilómetros.

Opel Insignia. Puesta a cero del indicador

Más información sobre el motor Biturbo

En el apartado de información técnica del Opel Insignia Berlina aparece esta información sobre el motor, pero sin los gráficos que añado aquí.

El motor Diesel de 195 CV que estará disponible desde febrero de 2012 es un cuatro cilindros en línea de inyección directa por conducto común («common-rail») y con sobrealimentación mediante dos turbocompresores. Da un par máximo de 400 Nm.

Opel Insignia. Dos turbos. Curva de par motor.

Los turbocompresores son de diferente tamaño y pueden funcionar a la vez o por separado, según las circunstancias (Ver el primer video que aparece arriba en esta información). El más pequeño funciona cuando el motor está a bajo régimen. A medio régimen actúan los dos turbos: el más grande precomprime el aire de admisión antes de ser comprimido completamente por el pequeño. Una válvula controla continuamente el paso de flujo de gases de escape al turbocompresor grande. Desde unas 3000 rpm, todo el flujo de gases de escape va directamente al turbocompresor grande.

Hay un intercooler adicional refrigerado por agua que funciona exclusivamente con el turbocompresor pequeño para asegurar que el volumen de aire llegue rápidamente a la cámara de combustión. El flujo de aire del turbo más grande está refrigerado por el intercooler convencional.

Dos turbos en serie. Esquema convencional.

Esquema del Opel Insignia

Dos turbos y dos intercoolers. Opel Insignia Biturbo.

El proceso de combustión es controlado mediante un circuito electrónico de ciclo cerrado, una tecnología que Opel denomina («CleanTech»). Unos sensores colocados en las bujías de precalentamiento miden la presión dentro de la cámara de combustión 130 000 veces por minuto.

El sistema de inyección directa por conducto común funciona a presiones de hasta 2000 bares. Los inyectores piezoeléctricos pueden realizar hasta ocho fases de inyección por ciclo.

El motor 2.0 CDTI Biturbo de 195 CV puede ir asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o una tranmisión automática de igual número de relaciones. En el primer caso lleva un sistema de parada y arranque automático del motor («Start&Stop») en las detenciones. Hace que el Insignia acelere de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos y que alcance una velocidad máxima de 230 km/h. El consumo medio es de 4,9 l/100 km. Es algo más alto que el de la versión 2.0 CDTI de 160 CV «ecoFLEX» (4,3 l/100 km). Es un gasto de carburante bajo frente a otros modelos de similar tamaño y potencia (listado comparativo)

Me gustan los puentes porque son enlaces

En una ocasión me contaron una historia muy bonita. Examen oral de termodinámica. El profesor pregunta la primera ley de la termodinámica: “Nada se crea, nada se destruye, todo se desparrama” fue la respuesta del alumno. Desde que me la contaron he adoptado esta respuesta como ley fundamental de mi vida. En este artículo hoy está todo desparramado y concentrado. Entálpico y entrópico a la vez. Al final lo que nos da la vida es un enlace. Uno como este, en Lisboa, ciudad de mis amores. Las fotos están hechas desde el interior del Opel Insignia, durante la jornada de presentación a la prensa.

Puente. Portugal.

Portugal. Puente sobre el Tajo.

Portugal. Puente colgante.

Puente en Portugal, desde el Opel Insignia Biturbo

Share This