Estudié a Descartes en COU, hace millones de años. Me dicen que COU ya no existe. No sé de qué me hablan. No existió nunca. Leí el Discurso del Método para hacer un trabajo en clase. Lástima que tuviera un profesor tan cazurro que no me sirviera ni para leer mejor a Descartes, ni para dudar más ni para dudar mejor ni para nada. COU nunca existió, mucho menos mi profesor de filosofía. Suerte que estaba Maite, mi profe de mates, de la que estaba enamorado y a la que no paraba de bordarle los exámenes para que me pusiera muy buenas notas. Un día le discutí un 9,6, porque yo quería el diez. Cuando se lo discutí me hice un lío entre los puntos de inflexión y alguna otra cosa, ¿qué sería? Me miró así como con cara de darme un mamporro y me dijo “cállate que todavía te bajo la nota”. Estaba enamorado de Maite. Eso era muy bueno, porque sólo sacaba buenas notas cuando me enamoraba de los profesores. También era muy malo. Casi nunca me enamoraba. Descartes no me sirvió para mejorar eso, pero sí para pensar. Su pienso luego existo puede ser una patraña, pero hay que llegar hasta él y luego decirlo.

En fin, que acabo de publicar la prueba del Opel Meriva con el nuevo motor turbo de Opel de 120 caballos y ha dado un resultado decepcionante. Pero es posible que esta unidad estuviera mal. ¿Deberíamos haber esperado a publicarlo a probar una segunda unidad para ver si nos daba mejor resultado?

Me da miedo dar una información falsa, pero a la vez no quiero retrasar la posibilidad de dar una información buena y evitar que alguien por ignorancia se compre un Meriva con este motor. Si puedo evitar que alguien gaste mal su dinero habré hecho bien mi trabajo. Si engaño a alguien y resulta que el motor va muy bien pero nuestra unidad era mala, habré metido la pata.

El lunes pediré otra unidad del Meriva. Lo tenía que haber hecho antes, pero no se me ha ocurrido hasta después de publicar la prueba. Estaba completamente convencido de que el motor era así. Pero es muy raro que vaya así de mal. No parece que estos motores tengan secretos para los ingenieros. Sería muy raro.

Me voy a leer a Descartes. Me acuerdo de él siempre en el metro. Cuando llego a una estación y no sé por qué lado estará la salida me pongo en el centro del andén.

Share This