En km77.com hemos tenido la habilidad en varias ocasiones, por los vericuetos que sea, de conseguir fotos de algún coche, antes de que las marcas las hicieran oficiales.

Les cuento cómo funciona esto, aun a riesgo de que me quede un post inmensamente largo. (Y sin fotos ni ná).

Una marca cualquiera va a sacar un coche al mercado en una fecha dada. Unos meses antes, en función de sus intereses, ‘liberan’ unas pocas fotos en las que se ve únicamente el frontal (teaser, le llaman); un par de meses después ‘liberan’ las fotos de la parte trasera y el día de la presentación oficial dan fotos nuevas de todo el coche y también del interior.

No siempre funciona igual. En otras ocasiones, si tienen muchas unidades en stock del coche que se va a sustituir, no dan ninguna foto ni hablan del coche nuevo, hasta que un día, por sorpresa, lanzan todo el material informativo.

Dentro de estas modalidades, algunas marcas, para ayudar a que los periodistas hagamos el trabajo con tiempo, nos envían las fotos con ‘fecha de embargo’. Aceptar una fecha de embargo significa que nos comprometemos a no publicarlas hasta el día y la hora que la marca decide.

En km77.com nunca nos hemos saltado un embargo. Si una marca nos proporciona material informativo con el compromiso de una fecha de publicación, lo hemos respetado siempre. Nos va bien que nos adelanten el material informativo para poder hacer nuestro trabajo con tiempo y dar a nuestros lectores una información más trabajada.

En cambio, hay ocasiones en las que, gracias a nuestro trabajo, conseguimos las fotos que las marcas retienen, por vías ajenas a la marca. Buscamos la información, la conseguimos y la publicamos.

A las marcas les fastidia que publiquemos fotos de los coches antes de la fecha que ellos han establecido.

Hace varios años, una marca nos pidió que no publicáramos más fotos de sus coches antes de que ellos las ‘liberaran’. Teníamos y tenemos muy buena relación con esa marca. Lo pidieron con muy buenos modales. En otras muchas ocasiones, otras marcas me lo han sugerido o me lo han pedido explícitamente.

Sus principales argumentos son:

  • Nosotros os tratamos muy bien y os damos siempre acceso a todas nuestras informaciones. Os invitamos a todas nuestras presentaciones. Si vosotros publicáis fotos sin nuestro consentimiento, nosotros podemos cerrar el grifo de la información. Tenéis más que perder si publicáis fotos nuestras sin nuestro consentimiento que si no las publicáis. Por el contrario, si os ‘portáis bien’ con nosotros, os podemos suministrar otras informaciones en primicia que os compensen.
  • Las fotos son de nuestra propiedad y si las conseguís por caminos ‘alternativos’ actuáis como quienes compran objetos robados. (¿Quién es más culpable, quien roba o quién compra el material robado?)

Yo les digo a las marcas que se fijen en lo que me piden. El trabajo de km77.com es informar a los lectores. Hacer bien nuestro trabajo consiste en informarles lo antes posible y con la mayor precisión de cualquier suceso informativo. “Me estás pidiendo que hagamos mal nuestro trabajo”, les digo. Se sorprenden cuando se lo digo, pero es verdad que es eso lo que me piden.

El primer argumento se puede tomar casi como un chantaje. ‘Si no haces lo que yo quiero que hagas, te castigo’. Esa posibilidad me estimula. Si una marca (que nosotros consideremos importante para nuestros lectores) no nos suministrara información, tendríamos que hacer bien nuestro trabajo de periodistas y buscar la información por otro lado. Es cierto que las marcas tienen muchas herramientas para limitar a los periodistas el acceso a la información y que trabajar ‘en contra’ de una marca es complicado en este sector. Para poder informar bien a los lectores ayuda mucho disponer de la colaboración de las marcas. Por este motivo, aunque me estimula tener que buscar otros caminos para dar buena información, sé que con la oposición de una marca importante, quienes más pierden (perdéis) sois los lectores.

El segundo argumento es más delicado. ¿Es un robo conseguir las fotos de una marca sin su autorización? Si lo es, dejaremos de publicarlas, porque no quiero ser un ladrón.

Quizá la ley diga que sí se trata de un robo (es un asunto controvertido, que no está nada claro legalmente) y en ese caso asumiré la culpa si alguien denuncia a km77.com. Lo que me preocupa no es pagar la pena si finalmente resulta que estamos cometiendo ilegalidades. Lo que me importa es hacer bien el trabajo. (Me aburro mucho haciendo las cosas mal a sabiendas). Lo que yo pienso es que quizá la ley, en este caso, no sea más que un anacronismo, una barrera proteccionista para proteger a la empresa frente al consumidor.

Cuando las empresas sacan al mercado un producto nuevo, el producto al que sustituye se deprecia inmediatamente. Cuando una marca de coches introduce una nueva caja de cambios, por ejemplo, mucho mejor que la anterior, todos los coches con la caja antigua se deprecian inmediatemente. O cuando sale un nuevo modelo, el de la generación anterior pierde valor de inmediato en el mercado de segunda mano.

Las marcas de coches no son trasparentes con esta información. Intentan esconder sus novedades lo más posible, para dar salida al viejo stock sin perder márgenes. Uno de los trabajos de los periodistas es informar al consumidor, lo antes posible, de las fechas de aparición de novedades, para que sepa a qué atenerse. La transparencia en la información es uno de los pilares irrenunciables de un mercado libre no regulado. Si aceptamos que estamos en un mercado libre, tenemos que aceptar absoluta transparencia informativa.

Publicar una foto tres días antes de lo previsto por la marca beneficia a pocos lectores, seguramente. Pero el trabajo de la prensa es informar de forma veraz (sin cometer ilegalidades) lo antes posible. Y a nosotros nos beneficia publicar fotos antes que nadie, porque nos da prestigio y audiencia. Es una prueba de que hacemos bien nuestro trabajo.

Me parece que no soy tan inteligente como para buscar equilibrios en la balanza y que todos salgamos beneficiados: lectores, km77.com y las marcas. Nuestra estrategia, desde el primer día, se basa en no buscar componendas. Ni una. Las cosas son meridianamente claras para todos y así nuestro trabajo es fácil. ¿Ha llegado el momento de cambiar la estrategia que ha funcionado bien hasta ahora? ¿Somos capaces de mantener nuestra independencia y de ceder en algunos asuntos para dar mejor información a nuestros lectores? ¿Dónde está el límite de esas cesiones?

Me da miedo ceder a las peticiones de las marcas. Si cedemos de ahora en adelante y no publicamos las fotos, (supuestamente para beneficio nuestro y de nuestros lectores porque en contrapartida conseguiremos otras primicias y no nos secuestrarán información), se podrá utilizar el mismo argumento para decir que hablemos como ellos digan de los coches, porque si no dejarán de darnos información y de anunciarse. En esas condiciones, no podríamos informar, ni mucho ni poco.

Por otro lado (y esa es nuestra fortaleza), a las marcas les interesa mucho aparecer en km77.com. Lo sabemos todos. Ellos y nosotros. Nuestra estrategia en km77.com, desde el primer día, ha sido dar la mejor información posible (independiente, detallada y veraz) para tener muchos lectores y que esa cantidad de lectores nos hiciera fuertes y nos permitiera mantener la independencia.

¿Es posible que hasta ahora las marcas nos hayan dejado vivir con presiones relativas, pero que, con la crisis y con la fortaleza de internet, en el futuro empiecen a fijarse más en nosotros y a intentar reconducirnos?

Con todos estos datos, decidme qué haríais en este asunto, por favor, si fuerais los que tomáis las decisiones en km77.com (Os trato de tú, raramente, porque os acabo de nombrar asesores).

Alguna responsabilidad tendréis que tener los lectores ¿no? Ya está bien de leer e informaros gratis 🙂 Qué menos que un consejito.

Gracias por escucharme

Javier

Share This