Esto es un poco estúpido. Utilizar el blog para contarles que no doy abasto y que no tengo ni un minuto para escribir. Se lo cuento porque no quiero que se olviden de mí.

Tengo mil cosas que contarles. Las tengo en la cabeza, en el ordenador y en la cámara de fotos. Cada día que pasa tengo más cosas que contarles, pero estoy en una semana de miles de reuniones sin un minuto libre.

No se olviden de mí. Volveré pronto. Gracias. Esto es casi como un tuit de twitter, pero aquí.

Share This