Como en la mayoría de los coches eléctricos que he probado, la aceleración desde parado del Nissan Leaf es muy buena. En las arrancadas en las que no conducía yo, en las que no estaba preparado, la cabeza se me iba hacia atrás. Los coches eléctricos son ideales para incorporarse en rotondas desde parado.

No he tendio oportunidad de toquetear el Leaf por dentro. He dado una vuelta rápida y tampoco lo he podido probar por curvas. Para mí es un coche muy satisfactorio, por la respuesta del motor y el silencio de marcha. El tacto del acelerador cambia notablemente en la posición ECO y en D.

Al cambiar de una posición a otra se nota un frenazo o un acelerón considerable. En la posición ECO el pedal del acelerador se vuelve más duro, más pastoso. Cuesta más acelerar.

La rentención al levantar el pie del pedal del acelerador no es elevada en ninguna posición. En ECO retiene más, pero en D apenas se diferencia de un coche diesel con una marcha larga engranada.

Para pasar de una posición a otra hay que repetir el recorrido de la palanca que se utiliza para seleccionar avance o retroceso del coche.  Me parece más cómodo solucionarlo con un botón.

En el siguiente video se ve cómo varía la autonomía con aire acondicionado y sin él y en la posición ECO y en la posición normal. En ningún caso es una variación sustancial.

Carlos Espinosa, periodista de Marca Motor, me acompañaba en el coche y es el que me ayudó a las diferentes selecciones. Se oye su voz y la mía. Gracias Carlos. El video es de baja calidad, pero ilustra y permite oir el sonido en el interior del Leaf.

Share This