Si dividimos la deuda española pública y privada entre todos los ciudadanos de este país, resulta que cada español debemos unos 60.000 euros. Si sólo tenemos en cuenta la deuda pública resulta que cada español debemos unos 20.000 euros.

Es una cuenta grosera porque no he reparado en detalles. Pienso en 50 millones de ciudadanos, una deuda pública de un billón de euros y una deuda privada del doble de la deuda pública. Un cálculo grosero.

En esta situación, un jeque árabe agarra, coge, va y le regala al monarca español  dos Ferrari.  (Como dice Millás, ¿qué significará monarca?)

¿En qué mundo viven? ¿Cómo pueden darse las circunstancias para que un jeque le regale ahora dos Ferrari al Jefe del Estado español? ¿Cómo es posible que ocurra? ¿De verdad tenemos que seguir viviendo un solo día más en esta farsa?

Que los decapiten a todos. No sé quiénes son todos. Me da igual. Que los decapiten. Un mundo así es irrespirable.

Share This