¿Por qué mola MINI España? Porque arriesgan. Se lo cuento enseguida.

Hoy han presentado un sistema de coche compartido. Peculiar. Los propietarios de los nuevos MINI, los MINI producidos a partir de marzo de 2018, podrán utilizar un sistema integrado en el coche para compartirlo con hasta 10 amigos y familiares. Esa al menos es la intención de MINI, que sólo se comparta con amigos y familiares.

Mediante una aplicación telefónica, los amigos y familiares autorizados por el propietario del coche (seguramente propietaria. No sé por qué me da que las mujeres son más propensas a compartir coche que los hombres, es un pálpito, puedo estar equivocado) podrán abrir el coche y arrancarlo sin necesidad de tener la llave física.

Quien quiera utilizar esta utilidad del coche, tendrá que pagar 99 € y podrá disfrutar de ella durante tres años. La conexión entre el móvil que sirve de llave y el coche es por Bluetooth y por tanto si el móvil está autorizado podrá abrir los coches también en subterráneos, donde no hay cobertura telefónica de datos.

Prestatario y prestamista del coche acuerdan las condiciones de pago. En principio los pagos se realizan por PayPal, pero los acuerdos pueden ser diversos. Desde “utilízalo gratis porque te quiero” hasta “págame 100 euros al mes porque lo utilizas regularmente”.

El coche está asegurado a todo riesgo para los diez posibles conductores, con una póliza obligatoria que cuesta 730 euros y que tiene una franquicia de 450.

Y a todo esto, ¿Por qué mola MINI en España?

Porque al final de la presentación he hablado con dos jovenzuelos alemanes (seguramente indocumentados) que me han contado que la idea surgió en Alemania.

—¿Y por qué España es el primer país en el mundo en el que se implementa?

—Porque en MINI España mostraron mucho entusiasmo desde el primer momento.

Juan Pablo Madrigal, director de MINI en España, lo ha resumido de una forma con la que me he identificado inmediatamente: “Podríamos estar alrededor de una mesa discutiendo este proyecto o decidir hacerlo y probar. Hemos decidido hacerlo”.

Me siento identificado con esa forma de gestionar. Si no lo intentas, seguro que no sale y sobre todo no aprendes.

Marcos Vaquero, director de producto de MINI, me decía luego: “Estos sistemas no son una moda. Han venido para quedarse. No hay alternativa. Hay que estar”

Los alemanes jovenzuelos me prestaban un par de teléfonos para que probara. Pero ya he abierto muchos coches en mi vida con el teléfono. En España y fuera de España. No necesito probar que una aplicación funciona y abre coches. La aplicación tiene buena pinta y seguro que le irán incluyendo funcionalidades.

Para mí lo importante es el concepto. Este sistema, a poco que lo pienses, te permite jugar y prestar tu coche de muchas formas diferentes, con negocio o sin él. El objetivo de MINI es que no se haga negocio, pero si alguien quisiera, no podrán evitarlo. Un periodista en la rueda de prensa ha mencionado la posibilidad de que compren un coche entre tres personas diferentes y con esta aplicación tienen un sistema fácil para compartirlo. Eso ya se puede hacer ahora de forma muy sencilla con tres llaves y un sistema de mensajes en grupo. Pero esta aplicación facilita implementar las ideas.

La economía compartida es sencilla gracias a la comunicación inmediata, si bien tiene puntos oscuros, como los pagos y la fiscalidad, que habrá que ir resolviéndo.

Los alemanes me han contado que el periodo de pruebas en España durará tres años. De momento sólo estará disponible con coches MINI vendidos en Madrid, para aprender de forma controlada, pero previsiblemente el radio de acción se irá ampliando.

Los jóvenes alemanes me han dicho también que no tienen todavía decidido si este sistema se implantará en un segundo país. “De momento, tenemos que probar y aprender”

Share This