Hace unos meses escribí en este artículo “Coches de un solo pedal” sobre la posibilidad de que los coches no tuvieran dos pedales diferentes para frenar y acelerar. Un solo pedal podía resultar suficiente si apretado hasta el fondo servía para acelerar al máximo y levantado hasta arriba servía para frenar con toda la potencia de frenado. O al revés.

Ninguno nos quedamos muy convencidos de que esa posibilidad tuviera sentido. Probablemente no lo tenga.

Pocas semanas después de escribir, durante el Salón del Automóvil Ecológico de Madrid, conduje un MINI E. Cuando se suelta el pedal del acelerador, la regeneración de energía es tan elevada, el freno eléctrico actúa con tanta potencia, que la frenada llega a 0,3 g. Mucha deceleración.

Para conducir con esas características, hay que acostumbrarse bien a esa fuerza de retención, porque salvo en frenadas fuertes, nunca es necesario levantar completamente el pedal del acelerador.

Por ejemplo, al entrar en una curva, para realizar una frenada que en cualquier coche requeriría levantar el pedal del acelerador y tocar el freno, en el MINI E ni siquiera supone soltar totalmente el pedal del acelerador, porque el coche decelera demasiado. Frena con fuerza incluso con el pedal del acelerador ligeramente pisado.

Hay que acostumbrarse. Es como los mandos de los coches de Scalextric. Para frenar basta con soltar y a veces no es necesario soltar del todo.

Les muestro un video en el que grabamos el momento en el que me presentaron el coche. Mi intención al grabarlo era que la misma presentación fuera para ustedes. Aunque lo hicimos de forma improvisada, sin los medios adecuados y con mi inglés patatero de por medio, espero que les parezca mejor que nada. en una ocasión, cuando digo que no suena nada, se oyen unos ruidos que no tienen nada que ver con el coche sino con nuestro micrófono inalámbrico.

Empieza diciendo aquí tenemos la carga de la batería y no se ve dónde la tenemos indicada. Lo que yo señalo pero no se ve en el video es el indicador que está justo detrás del volante. Ahí va. Son las primeras impresiones con el MINI E, en directo y medio en inglés.

Share This