MINI trae a España una competición deportiva que existía antes en Alemania, Australia, Inglaterra y Nueva Zelanda. El calendario provisional indica que se correrá desde mayo hasta octubre en seis circuitos, de la península ibérica (uno en Portimao, Portugal).

MINI Challenge

MINI aspira a tener 24 coches en la parrilla de salida y para conseguirlo propone un tipo de carreras con estilo MINI (glamourosas, Premium, pijas… llámesele como se quiera).

El precio de participación es elevado. El coche completamente preparado para correr cuesta 41.930 Euros más IVA. Y la cuota de inscripción 15.000 Euros. A esta cantidad habrá que sumarle el equipo que cuide del coche, de la puesta a punto y de la atención del coche durante las carreras, de los viajes y de los neumáticos. Una temporada puede costar alrededor de 75.000 Euros, con un presupuesto ajustado, sin lujos y sin accidentes.

El Campeonato está diseñado para compartir el coche entre dos conductores, con dos tandas de entrenamientos, dos carreras de clasificación y una carrera de larga duración con un minuto de parada obligatorio para cambiar de piloto.

MINI Challenge

Tras la presentación a la prensa un periodista comentaba que se trata de crear encuentros en los circuitos, alrededor de la competición, con estilo propio, incluso para hacer negocios, en los que las carreras son un motivo para reunir gente que se lo pase bien el fin de semana, con una afición común.

Lo cierto es que durante la presentación se me ocurrió alguna idea que concuerda con ese planteamiento. Pensé que quizá podríamos hacer un equipo “km77.com” y compartir el volante cada carrera con un lector. ¿Cómo elegiríamos al lector? Se admiten propuestas.

Son sólo ideas. Es un campeonato caro y que en principio parece descartado. Pero si tenemos buenas ideas entre todos y pensamos cómo financiarlo y cómo mantener el coche sin que resulte demasiado caro… yo estoy dispuesto a trabajar para participar en el Campeonato como equipo km77.com compartido con los lectores.

Se admiten ideas.

Share This