Tiene un motor de ocho cilindros en V, biturbo y 5,5 litros de cilindrada. Existe una versión con potencia de 537 caballos y 800 newton metro de par máximo y otra versión de 564 caballos y 900 Nm. La diferencia básica entre ambas opciones es la mayor presión de soplado del turbo: 1,0 y 1,3 bares de sobrepresión. (Información detallada en km77.com)

Es descapotable, la altura de la carrocería es 5 milímetros inferior a la del Mercedes-Benz SL “normal”. Tiene un cambio automático de siete marchas, que se puede utilizar de forma manual con las levas del volante.

Estos son los coches que estaban a disposición de los periodistas.

Mercedes-Benz SL 63AMG

Había dos tipos de llantas. Unas son estas:

MErcedes-Benz SL 63 AMG Llanta de 5 radios dobles

Las otras llantas, con la carrocería de color gris:

Mercedes-Benz SL. Llanta de 10 radios. Pintura gris.

Las mismas llantas, con frenos cerámicos y carrocería de color blanco:

Mercedes-Benz SL 63 AMG. Frenos ceramicos

Un coche maravilloso. Seguro. Pero lo he podido probar poco. El cielo ha decidido desplomarse sobre nuestras cabezas. Suerte que llevábamos el escudo encima y no debajo.

Mercedes SL 63 AMG. Lluvia1

El limpiaparabrisas a su máxima velocidad no daba abasto.

Mercedes SL 63 AMG. Lluvia 2

Mercedes SL 63 AMG Lluvia3

¿Descapotable? ¿Ha dicho descapotable? Lo mío sí es un descapotable.

Mercedes SL 63 AMG Lluvia y moto

Share This