El Mazda2 que he conducido y medido y toqueteado por dentro es probablemente el Mazda con una terminación más cuidada de toda la gama actual. Esta unidad que he he tenido entre mis manos, pertenece a la versión con acabado más lujoso, con tapicería de piel, por lo que mi impresión no tiene por qué ser extrapolable al resto de la oferta del Mazda2.

Les muestro las fotos en el mismo orden que las he hecho, desde atrás hacia adelante.

El Mazda2 no es un vehículo familiar, ni un coche pensado para llevar bultos grandes y pesados. La boca del maletero es estrecha y el nivel de carga está situado a 73 centímetros, entre los más altos.

Mazda2 2015. Portón posterior


Los asientos posteriores no son desplazables, por lo que el tamaño del maletero es fijo. Su volumen está en la zona media de los coches de su tamaño.

Mazda2 2015. Maletero.

 

Los respaldos de los asientos posteriores son abatibles de forma asimétrica. Entre la superficie que forma el respaldo abatido y el piso del maletero se forma un escalón apreciable.

 

Mazda2 2015. Respaldos abatibles.

Puerta posterior. El cuidado de los detalles se extiende a la puerta posterior, que también está forrada con piel. Puede llevar elevalunas eléctricos, pero no tiene espacio para depositar nada.

 

Mazda2 2015. Puerta posterior.

El acceso a las plazas traseras puede quedar más entorpecido por el asiento delantero que por el montante de la puerta. Si quienes vayan a subir a las plazas posteriores tienen movilidad reducida, puede convenir adelantar el asiento delantero durante la operación de subida al coche.

Mazda2 2015.  Acceso a plazas traseras.

La distancia entre el asiento y el montante es suficiente para introducir un pie grande, hasta más o menos un 44 de calzado, sin tener que girar el pie para encararlo.

Mazda2 2015.  Asiento y montante.
La ventanilla posterior se queda en esta posición en su tope inferior.

Mazda2 2015. Ventanilla trasera.

El Mazda2 es un coche estrecho en sus plazas posteriores. Aunque está homologado para cinco ocupantes, la anchura posterior a la altura de los hombros es de 120 centímetros, 12 centímetros menos que el anterior Mazda2.

Mazda2 2015. Plazas posteriores.

Además de la estrechez de las plazas posteriores, el túnel central es voluminoso, un motivo más para no ocupar las plazas traseras con tres personas.

Mazda2 2015. Túnel central.

Puerta delantera derecha.

Mazda2 2015. Puerta delantera derecha.

La única plaza con agarrador en el techo es la del acompañante delantero. Los asientos delanteros me parecen confortables, pero probablemente con demasiado apoyo lumbar. Al menos en esta unidad, el apoyo lumbar no era regulable.

Mazda2 2015. Asientos delanteros.

En la puerta del conductor van los cuatro elevalunas, el bloqueador de las lunas posteriores y el regulador de los espejos laterales.

Mazda2 2015.  Puerta del conductor.

Esta zona de contacto entre la puerta y el salpicadero no tiene ningún significado, pero me genera curiosidad.

Mazda2 2015.  Zona de unión puerta - salpicadero

Engarce entre la puerta y el salpicadero, con sus franquicias y discontinuidades.

Mazda2 2015. Unión puerta - salpicadero. Puerta cerrada.

Parecido encuadre para el lado del acompañante

Mazda2 2015. Salpicadero - Puerta del acompañante.

En el salpicadero, los aireadores centrales son diferentes para el conductor y el acompañante.

Mazda2 2015. Salpicadero.

El volante es idéntico al del resto de modelos de la gama. Para mi gusto, el aro es ligeramente fino. Tiene muchos botones, pero están bien organizados. A mi juicio, con un uso cotidiano, debe resultar sencillo utilizarlos sin mirar el volante.

Mazda2 2015. Volante.

En la consola central no hay botones. Los únicos mandos son los de la climatización, agradables al tacto porque a cada movimiento ejercen una oposición precisa y suave.

Mazda2 2015. Consola central. Sin botones.

Pedales y tiradores para el combustible y el capó.  Al bajar la vista se ven algunos restos de material insonorizante que no se ven desde los puntos de vista habituales.

Pedales y tiradores para maletero y combustible

Los botones que hay en el salpicadero están escondidos a la izquierda del volante. No tienen un acceso fácil.

Mazda2 2015. Botones de ayuda a la conducción.

Espejos de cortesía con tapa y sin luz en los dos parasoles. Estas son las dos únicas luces situadas en la zona de los pasajeros.

Mazda2 2015. Luces interiores y espejos de cortesía

La pantalla es táctil, pero el mando situado al lado del freno de mano y los cinco botones que lo rodean están destinados a moverse por los menús, presumiblemente con mayor facilidad.

Mazda2 2015.  Mando de gestión de los menús.

Los mandos del climatizador son los únicos elementos situados en la consola central que pueden requerir atención por parte del conductor durante la conducción. En la zona inferior están los diferentes conectores y el emplazamiento para la tarjeta de memoria del navegador.

Mazda2 2015. Mandos del climatizador, toma de corriente, cargador CD, USB...

La guantera, sin llave, tiene un buen tamaño. Su tapa esconde el mando para conectar y desconectar el airbag del acompañante.

Mazda2 2015. Guantera y airbag.

Por las características de la instrumentación, a mí no me ha resultado fácil leer con rapidez la velocidad en el cuadro de instrumentos. El Head up display ayuda mucho.

Mazda2 2015. Instrumentación y Head up Display

Esta es la unidad que he conducido.

Mazda2 2015. Ficha técnica.

Con estos neumáticos, que no aparecen en la ficha que entregaban con el coche. Con este motor sólo están disponibles las llantas de 16 pulgadas de diámetro, con neumáticos de 185/60. en otras versiones, las llantas de serie son de 15 pulgadas y se puede adquirir opcionalmente con llanta de 16.

Mazda2 2015. LLantas y neumáticos.

Share This